Más tecnología llega al segmento ciclista

La tecnología da un giro de tuerca en el ciclismo del triatlón mejorando los tiempos de forma global

Esta temporada estamos viendo unas importantes mejoras en el segmento ciclista. Tras la disputa de los IRONMAN 70.3 en España, Challenge SalouThe Championship Challenge Samorin hemos detectado importantes novedades tecnológicas en los triatletas para el segmento ciclista, algo que se ha visto reflejado en los tiempos conseguidos por un mayor nímero de triatletas que han llegado desde más abajo y se han posicionado muy cerca de los grandes ciclistas / triatletas.

Uno de los factores tecnológicos que más hincapié le están dando los triatletas están siendo los fittings, retoques en su posición aero y búsqueda de la mayor rentabilidad entre comodidad y ahorro de fuerzas por aerodinámica. Hubo triatletas profesionales que pasaron por el túnel del viento a principios de año, aunque la mayoría se fiteó con los métodos tradicionales.

La tendencia más generalizada de estas recolocaciones es subir ligeramente los acoples, buena prueba de ello la da Lucy Charles, gran favorita a todo para este 2018 y flamante vencedora en The Championship Challenge. Otros mantienen su postura más cómoda como Lionel Sanders el vencedor masculino en esa prueba quien es de los pocos en mantener los brazos más abajo.

La norma general es tratar de ser lo más monobloque posible, para ello hemos visto novedades tecnológicas en la bicicleta:

Esconder los cables para evtar el contacto con el viento.

Cerrar o carenar el cuadro con placas de plástico, especialmente en la zona baja del mismo. También en la zona pegada a la potencia, a modo de bolsa rígida porta-alimento. Como norma general muchas de las nuevas bicis vienen con un fuerte carenado en la zona delantera.

Otra tendencia es la caja porta-herramientas aero a modo de alerón trasero, que ya están metiendo muchos triatletas. También los bidones aero cada vez más grandes para tapar más hueco central del cuadro, algo que contrasta y nos ha chocado con la vuelta del uso del protabidón trasero en muchos de los grandes triatletas, eso sí, uno y largo en lugar de dos y sobresaliendo de la zona del tronco como antiguamente.

También los platos son más grandes, incluso hemos visto a algún profesional utilizar un monoplato de 58 dientres. En cuanto a las ruedas la combinación maestra, sigue siendo lenticular trasera y aero de 90 delante. Algo que pudimos ver también en la revelación del año, el alemán Angert, fue el uso de cubre zapatillas aero.

Dejamos para el final el gran avance con el manillar navaja Morf, utilizado por                Anthony Costes, un gurú de la aerodinámica , que está consiguiendo medirse de tú a tú con los mejores ciclistas.

También tecnología en las competiciones ITU, donde como ya se pudo ver en la última Serie Mundial de Leeds, más del 60% de los triatletas llevaban freno de disco.

Por último, también puede considerarse avance tecnológico, el biotipo de ciclista/triatleta, de pruebas de larga distancia, más musculado y grande gracias a una suplementación adecuada y un trabajo de fuerza notorio.

 

También podría gustarte Más del autor