Carlos Aznar, el premio a la perseverancia

Carlos Aznar consigue el mejor resultado de su vida con el tercer puesto en la Challenge Madrid

2018 se iniciaba para Carlos Aznar como un año de renovaciones, la licencia profesional y se marcaba varios retos en el horizonte, sin embargo las cosas no empezaba como quería, un mal resultado en el IM 70.3 Marbella, retirada en IM Lanzarote y no pudo retener su podio de 2017 en Vitoria.

Hemos hablado con él tras su gran tercer puesto en la Challenge Madrid.

“Un año que empezó a torcerse en Lanzarote; la verdad que me ha sido complicado entrenar con regularidad tanto por temas físicos, anímicos y laborales”.

Sin embargo, todo el trabajo acumulado y la constancia, le llevó a plantarse estar en la línea de salida de la Challenge Madrid.

“Gracias a la forma física que llevaba hasta Lanzarote y entrenos muy buenos de cara a Vitoria, he podido mantener una calidad en los entrenos suficiente como para atreverme con Challenge Madrid. Realmente afrotaba esta prueba sin ninguna expectativa más, que competir dignamente”.

Además de entrenamientos, ha aprendido para este tramo final de temporada otros aspectos que finalmente han salido en la competición:

“Uno de los puntos que más me ha ayudado a seguir adelante ha sido relativizar un poco los entrenos y quitarme presión. Entrenar solo cuando no me supusiese un estrés… esto me ha llevado a entrenar poco pero muy bien”.

Finalmente en Challenge Madrid salió todo el trabajo del año, y eso que partió con el handicap de no salir en igualdad de condiciones por la decisión de la ETU de dividir a los PROS, así fue su carrera.

“La verdad que la carrera es espectacular aunque realmente dura. La natación con el amanecer fue una pasada y ya ahí vi que me sentia de maravilla.. Aunque fue en la misma línea de salida donde me enteré que salíamos 2 minutos más tarde ( no puede ir a la reunión técnica y no sé si lo dijeron allí ). En la bici hicimos grupo Alejandro Santamaría, Jose Almagro, Gonzalo Fuentes y yo, de ahí fuimos cogiendo gente hasta llegar Alex y yo solos a la T2. Ya en la maratón puse mi ritmo de carrera y fui pasando a gente con verdaderas crisis”.

Su remontada fue cuestión de paciencia y control en toda la carrera.

“Creo que una de las claves para la remontada de ayer fue, por un lado una bici muy conservadora donde he de agradecer a Santamaría, que tomo las riendas y marcó un ritmo magnífico y prudente. Por otro lado, que a mi este tipo de carreras duras me van bien ya que de “coco” suelo responder y pude mantener el ritmo”.

Después de este subidón ya empieza a pensar en 2019, donde el Mundial de Pontevedra y el IRONMAN Lanzarote serán probablemente los primeros objetivos de inicio de temporada.

También podría gustarte Más del autor