70.3 Marbella, una prueba de altos vuelos

Exito de organización en la primera edición del 70.3 Marbella

Ayer tuvimos el honor de asistir en vivo a la primera edición del 70.3 Marbella, a tiempo que filmábamos, ibámos fijándonos en detalles de la misma desde la perspectiva de recursos que tiene que poner el organizador para un evento de este tipo.

La prueba contó con muchos detalles de 10: todo al lado y a mano para el participante podía ser el primero; salida del agua y en apenas 50 m ya estaba la enorme carpa para cambiarte, después zona de boxes espectacular y limpia, con una moqueta roja y espaciosa. Entrabas en meta y a 20 m la zona de comida y descanso….

La natación bien señalizada y a una sola vuelta, algo que evitaba el ir haciendo ziz zag por el tema de los doblados.

En cuanto al recorrido ciclista, totalmente cerrado al tráfico, carreteras, salidas de autovías y rotondas cortadas. Además cada simple cruce con carreteras o caminos de tierra, te lo encontrabas cerrado y controlado, cuando no por la policía local por voluntarios. Estos últimos bien ubicados y ayudando en cada parte el recorrido. Aparte todo bien señalizado; kilometraje, señales de puntos calientes etc etc.

El recorrido espctacular, de los que se agradecen, pues a una sola vuelta, los doblados no interfieren en la seguridad. La subida a Ojen muy dura, más por la primera cara, pero el fuerte viento y los kilómetros hizo más dura la segunda.  Esta subida será la seña de identidad de estos 90 km de ciclismo.

Para acabar 21 km de carrera a pie a dos vueltas, algo que sin duda evitó las aglomeraciones. Sin mucho callejeo y llana con el mar al lado la hicieron muy llevadera.

En cuanto a los avituallamientos, y pos meta todo a lo IRONMAN, además la prueba contó con el sello IRONMAN Spain y al igual que en Calella, finalizaba en la playa dentro de un recinto creado para la ocasión.

En definitiva una prueba que a pocos habrá dejado descontentos y que puede convertirse en un referente de la franquicia.

También podría gustarte Más del autor