Carlos López, punto y seguido

Carlos López arranca la temporada donde lo dejó en 2017, buscar estar en Kona

4 meses más tarde del fatídico atropello de Carlos López por una conductora distraida mirando el movil, el mallorquín ya empieza a ver la luz al final del túnel. Ahora se plantea su regreso desde donde lo dejó.

El accidente ha marcado un antes y un después en su filosofía de vida, por un lado este parón obligado le ha hecho dedicar más tiempo a su familia, algo positivo.

Aunque lo peor ya ha pasado, Carlos no puede correr desde el accidente, además, está a la espera de una intervención quirúrgica en la ceja y su rodilla evoluciona favorablemente, pero todavía está lejos de poder llevar una vida normal.

“El último tramo de la recuperación va a ser duro, porque pienso que ya estoy bien, pero no puedo entrenar con normalidad”. 

En todo este tiempo, lo que como él llama entrenamiento invisible”  está siendo clave:

“La organización milimétrica es la clave. Vivo siguiendo una planificación cuadriculada, donde cada entreno está metido con calzador dentro de mi jornada laboral y de mis adorables obligaciones como padre de familia”.

Si todo evoluciona como hasta ahora, Carlos podría volver a la competición a finales de junio o principios de julio, en su mente está la clasificación a Kona en 2019 y allí marcar el record de la natación de la prueba.

De momento ha fichado por la marca de bañadores Odeclassport.

También podría gustarte Más del autor