La táctica de Peru Alfaro en el IRONMAN Lanzarote

Peru Alfaro fue controlando en el IRONMAN Lanzarote, ante su rentrée en la distancia

El IRONMAN Lanzarote fue para Peru Alfaro su reencuentro con los buenos resultados después de 2 años nefastos. No fue una sorpresa verle tan alto, pues tenemos que recordar que en sus inicios fue el único en aguantar a Eneko Llanos durante 120 km en los mejores años Eneko.

Casualidades de la vida ahora Eneko es ahora su entrenador.

Para Lanzarote, Peru llegaba bien de forma, aunque con el handicap de los dolores lumbares que en Cannes International Triathlon le dejaron KO. Aparte teniendo en cuenta que llevaba dos años fuera de la distancia todas las precauciones eran pocas.

Así las cosas la carrera de Peru Alfaro fue calculadora en mano en modo ahorro energético.

La natación pudo solventarla  gracias a entrar en el grupo de cabeza al inicio de la segunda vuelta, con lo que los 1900 metros finales fueron como nos ha dicho:

“La segunda vuelta traté de fijarme en los pies que llevaba delante para ahorrar despistes que me hicieran hacer pequeños sobre esfuerzos. Sabía que iba con los de cabeza y me dediqué a pensar en el resto de carrera”

Posteriormente la bici era su primer gran test, un recorrido que se conocía de memoria, pues pasa largas temporadas viviendo en Sands Beach, al que afrontó sin cebarse.

En los primeros 10 km iba en cabeza junto a Carlos López, pero cuando les paso Romain Guillaume no hizo amago de seguirle, lo mismo que a Aernouts y a Thomas.

” Fue al inicio del Timanfaya cuando nos cogió Degasperi, su ritmo era fuerte especialmente en las subidas, pero terminé por cogerle el punto y aguantarle hasta que cogimos a Thomas” 

La táctica seguida fue la de no pasarse de los vatios programados en las subidas aunque ello le costara unos cientos de metros y aprovechar los descensos para ahorrar vatios a cero. De hecho Peru hizo todas las bajadas en posición de huevo, sin dar pedales recuperando y a la vez aprovechaba para estirar la espalda y evitar los problemas de Cannes.

” En las bajadas recuperaba metros, sabía que les podía coger a nada que hiciera 20 segundos pedaleando fuerte con el 53 x 11 pero prefería ahorrar energías y cuidar la espalda “

Al final en el tramo llano llegó más entero y pudo aguantar con Degasperi y Viennot.

“En los 60 km finales llegue más entero de lo que pensaba, vi que podía estar con ellos, pero no me cebé en sus cambios de ritmo, a mis vatios les mantuve todo el rato a 10 ó 15 segundos “

En la carrera a pie la táctica fue de menos a más.

“Me tomé la transición sin estrés, y salí a hacer el camino, me fui encontrando bien y gané un puesto antes de los primeros 10 km, luego me empezaron a decir que Guillaume iba tocado, pero no fui a por él al instante, sabía que si le había recortado 7 minutos en 25 km al final caería. Luego me dijeron que el podio estaba a poco más de 2 minutos, abrí gas en los 5 km finales pero Jesse Thomas se recuperó”

Además los avituallamientos fueron aprovechados al máximo sin pararse.

 

También podría gustarte Más del autor