Pixel

Triatletas gallegos afectados por la subida del gas y luz

La piscina ocasional de Noya y Dapena cierra por no poder afrontar los costes energéticos

La piscina del C.D. Rías do Sur ha dicho basta y ha tenido que cerrar de repente por no poder afrontar los gastos de luz ante la salvaje subida de precios que se está produciendo. Abrir les supone poder llegar a la bancarrota.

Según dice la empresa gestora Supera:

«Esta situación se mantendrá ante los inasumibles costes energéticos que hemos debido afrontar en los últimos meses, y que se mantendrán y/o empeorarán en los venideros».

La situación viene de atrás, pues las medidas Covid impuestas en Galicia han sido probablemente las más duras de España, algo que hizo mucho daño, según ha publicado Supera:

«Supera ha prestado siempre un servicio óptimo. Sin embargo, los efectos negativos de la pandemia, unidos a los desbocados precios energéticos, agravados por los últimos acontecimientos, nos obligan a adoptar esta medida temporal, que consideramos es la más beneficiosa para nuestros clientes».

Esto ha hecho que varios triatletas gallegos se queden sin piscina, algunos clubes se han resentido de lleno como el Galaico, pero también de localidades cercanas como Cangas y Poio. En esta piscina, Gómez Noya, Dapena, Serrat, Saleta y otros triatletas de Elite gallegos han hecho muchos entrenamientos, contaba con calles de 50 m.

También podría gustarte Más del autor