Cuánto peso llevar en bidones y mochilas de hidratación

Llevar las cantidades nutricionales adecuadas en competición es importante

A la hora de afrontar un triatlón de Larga Distancia es muy importante llevar una nutrición adecuada. La nutrición es tan fundamental como puede ser el entrenamiento, de hecho es algo que en los últimos años, la gente entrena como si fuera un segmento más. A la hora de transportar la nutrición en carrera es importante contar con buenos sistemas de almacenaje. Una vez los tengas, es importante determinar las cantidades adecuadas de energía que vayas necesitando en cada uno de ellos.

A la hora de una competición de triatlón, lo más importante está en cómo y dónde llevar la alimentación en el segmento ciclista, pues en carrera a pie la cosa se simplifica ya que cuentas con varios puntos de avituallamiento en los que servirte de las necesidades que vayas requiriendo y además el ir lo más ligero y cómodo posible es fundamental.

La mayoría de las bicis aero modernas, vienen con sus propios espacios de almacenaje, incluso muchas con su propio depósito de hidratación. Para el segmento ciclista teniendo en cuenta la regla de gramos de carbohidratos/hora y sin tomar  las estimaciones más bajas, de 65 -65 gr Cbh/hor ni las más altas 120 a 130 gr Cbh/h, es decir yendo a unos 90 Cbh/hora, necesítaríamos llevar en torno a 450 gr de carbohidratos. Esta cifra supone llevar unos 16 geles para el segmento ciclista de 180 km. Para distribuir esa cantidad las opciones son varias: Bidones, mochilas de hidratación y geles sueltos en los espacios naturales de almacenamiento de la bici, en una bolsa supletoria o en los bolsillos de la ropa de competición.

Lo más normal es meterlos disueltos con agua en los bidones, para ello hay varios sistemas, cada uno tiene el suyo y lleva el tipo de geles que mejor le siente o se alimenta a base de barritas u otra cosa. Normalmente se suelen llevar tres bidones en la bici, y aunque es también muy común ver gente llevando 4, en este último caso 2 van en la zona trasera del sillín, algo que no es muy recomendado pues normalmente los bidones pueden perderse con facilidad debido a la altura de los mismos frente a la del porta bidón y a los baches de la carretera.

Es por ello que el sistema de un solo bidón atrás, centrado con el sillín, con un portabidón sólido que agarre bien resulte más efectivo. Dicho bidón trasero puede ser más grande y es donde va la mayor parte del alimento, hay marcas como 226ERS que ya los tienen de 1 litro de capacidad, en este caso te caben la mayoría de los geles disueltos en agua, pero es muy importante haber entrenado mucho, y a ritmos de competición para ver que el bidón te va a aguantar todo el trayecto sin caerse. Ha habido casos como por ejemplo el de Magnus Ditlev en Daytona que perdió el bidón trasero nada más salir a afrontar el ciclismo, pese a que la carretera era una alfombra, y perdió toda la nutrición, con su posterior explosión a pie.

El siguiente bidón es el que está en el tubo del cuadro, ahora suelen ser aeros, con lo que a la hora de reemplazarlo, no se puede con los bidones que te dan en los avituallamientos de carrera. Este bidón suele tener una capacidad de 700 ml, también debería contener también el resto de geles, o los geles especiales, por ejemplo los de cafeina, también hay gente que suele meter directamente Red Bull o similares. Por último la hidratación delantera, que en algunos casos viene integrada en el cuadro y en otros casos la pones tu mismo entre las barras del manillar aero para no perder aerodinámica. Normalmente suele ser un bidón de entre 500 y 600 ml, y llevaría los electrolitos y sales minerales, después al ser un sistema más fácil de reponer en los avituallamientos lo iríamos intercalando con agua o más bebida isotónica.

En otro tipo de triatlones, los de Triatlon Cross, las mochilas de hidratación, si que son utilizadas e incluso recomendadas en el segmento ciclista pues la hidratación es constante sin soltarte las manos del manillar y su capacidad ideal ronda el litro.

En cuanto a la carrera a pie, lo más común es llevar un par de geles en la ropa o transportarla son los cinturones porta alimento, con espacio para pequeños bidones en los que mezclar los geles y compartimentos para geles sueltos. Aligerar peso es lo más recomendado pues a esas alturas de carrera todo sobra. Además puedes ir cogiendo alimento de los puntos de avituallamiento. Solo hay un tipo de triatlones donde la mochila de hidratación se suele utilizar, son los XTreme en los que la carrera a pie se convierte en un trail en toda regla, en donde se empieza abajo y se termina en la cima de una montaña, por ejemplo el Norsseman o el Hispaman. En ellos estas mochilas tiene que pesar poco, con un tamaño medio pues aparte de la hidratación tienes que llevar algo de ropa, especialmente pues después te toca abrigarte arriba. En cuanto a la capacidad lo recomendado sería 500 ml, al final llevar más teniendo avituallamientos por el camino es innecesario.

También podría gustarte Más del autor