Conociendo a Albel Olivar

Jorge Abel Olivar finaliza tercero en el IRONMAN Vitoria

Jorge Abel consiguió podio en el IRONMAN Vitoria, la prueba no contó con categoría profesional, y se corrió sin natación, consiguiendo una marca de 7:45:11 algo que con natación y T1 hubiera rondado las 8 horas 45 minutos.

Un padre de 41 años, trabajador al que le encanta entrenar, algo obsesivo con los entrenos pero que intenta que no marquen todo su día a día. Una vez conseguido esto su gran objetivo sería  sería hacer trail o ultras pero, como nos ha dicho “no tengo piernas para ello, ni rodillas”

Vamos a saber más de él:

Llevas tiempo en esto del triatlon ¿Cómo fue tu llegada al Tri ?

Llevo 7/8 años en el triatlón, empecé a practicar deporte después de años sin hacerlo tras la muerte de mi hija pequeña Izas por un cáncer cerebral, gliomatosis cerebri, que ahora me acompaña en todas las carreras, y gracias a un buen amigo empecé con el triatlón, fue una forma de liberar tanto dolor.

Siempre en media o larga distancia, debute en la mejor carrera que se puede soñar un Elche Arenales 113. Prueba dura, exigente pero preciosa y bien organizada.

Se convirtió en un calvario horrible y me enganchó, todavía recuerdo el dolor de esas escaleras y la carrera por la playa.

Al año siguiente ya hice un intento de IRONMAN en Lanzarote, que acabó en el quirófano con rotura de la clavícula y con la única idea de volver a Elche y Lanzarote para mejorar las experiencias.

Al año siguiente ya conseguí ambos objetivos pero ya era tarde para dejarlo, entonces entrenaba con Álvaro Velázquez y compartimos cierta obsesión por el trabajo diario, por ir poco a poco, sumando sin prisa y disfrutando de los entrenamientos.

Desde entonces, sin contar el 2020, he intentado al menos hacer un IM, y en los años que” era bueno” la familia me dejaba hacer 2. Sobre todo enamorado de Lanzarote y Roth, he de reconocer que Vitoria que solo conocía de espectador me ha seducido.

Que mentalidad tienes en los entrenamientos, para no ser una obsesión

Siempre entreno con la idea de que mi mejor versión como deportista, atleta o triatleta está a 2 años de seguir entrenando duro. Desde hace tres años con mi entrenador actual, Imanol Etxarri hemos seguido avanzando por ahí.

Vamos mejorando cosas y aprendiendo, voy mejorando y aprendiendo mejor dicho. Valorar el descanso, los días de recuperación (antes no los podía ver y me los pasaba por…), ir incorporando rutinas, mejoras… para tratar de ser ese mejor deportista a medio plazo y siempre con mi gran objetivo de cuidar la salud.

¿ Cómo son tus entrenamientos ?

No lesionarme es una necesidad más que un objetivo, estar semanas sin poder entrenar me volvería loco. Así que lo cuida mucho, las cargas, cambiar de disciplina, algo de fuerza o core… hace magia. No recuerdo cuándo fue mi última lesión o molestias que me hicieran parar.

Con esa regularidad de semana a semana llevo años, sin parar o apenas descansando entre temporadas. Semana a semana desde que entrenaba con Álvaro y ahora con Imanol vamos creciendo, sumando, no busco hacer picos de 25 h, o entrenos de muchas horas o km días sueltos, prefiero sumar minutos a minutos cada semana y encadenar muchas semanas con mucha carga y calidad, sobre todo calidad.

Yo apenas entiendo de fisiología, entrenamiento… por eso siempre creo que he encontrado gente que me ha ayudado mucho.

Mi primer entrenador Rafa Laliena me metió el veneno por la Larga Distancia, Alvaro me empezó a dar una vuelta tremenda especialmente de cabeza (y a fecha de hoy aún sigo acordándome de muchas de sus lecciones) y estos años con Imanol me ha ayudado a crecer muchísimo, ya no solo en números entrenando sino en la forma de afrontarlos, las cargas, las carreras… ha conseguido que cambie muchas pequeñas cosas sin darme cuenta que me han ayudado mucho.

Que CV deportivo tenías antes de entrar al Tri

Mi bagaje deportivo anterior se centra en ser un nadador malillo (no voy a decir yo que mediocre) y jugador de balonmano voluntarioso, no son grandes cualidades físicas pero esos años me enseñaron a entrenar cada día, con disciplina y compromiso.

¿ Cómo fue la aproximación al Ironman de Vitoria Gasteiz en cuanto a competiciones ?

Llegué bastante bien y extrañamente confiado a la prueba para hacer una buena carrera. Después del 140.6INN en el que el desviador delantero no funcionaba bien y tenía que pararme y ensuciarme las manos para cambiar de plato pero en el que me sentí muy bien logrando llegar en trigésima posición del campeonato de España a pesar del problema mencionado.e

El Half de Mequinenza me dejó bastante tocado por el calor extremo que tuvimos, de manera que no había tenido una carrera “normal” en todo el año, Imanol consiguió ajustar todo para recuperar el cuerpo de cara a Vitoria.

La semana de antes fue todo bien y el viaje sencillo. Todo bien, hasta el día D.

¿ Qué te pareció un IRONMAN sin natación, quien te iba a decir que harías podio en un IRONMAN de la franquicia ?

Puede parecer extraño, pero después de un mes nadando, entrenando en serio la natación (10.000 semanales para mi es una locura!) llegaba preparado para bajar mi mejor marca en Larga Distancia de 54´, la suspenden… empezamos mal, suelo ser muy cuadriculado y me gusta tener todo más o menos calculado y planeado.

De pronto anuncian que salida rolling star por dorsal, de dos en dos cada 15”. No solo no voy a salir delante del agua y rodar con los primeros sino que saldré con mi dorsal el 796, con el desayuno olvidado y todo lo planeado a la basura.

Me siento “algo” frustrado, quería mejorar mi MMP pero eso ya no es un distancia full, es otra cosa y no me acaba de apetecer hacer un swim-rum de 650€. Pero recordando consejos de mi entrenador (sé positivo en los IM que son largos y siempre hay muchos problemas) cambio de idea. Mi nueva táctica de carrera forzada por la situación: Desvincular el potenciómetro para no verlo en la pantalla y como tengo mucha gente delante voy a jugar a pasar a todos los que pueda y en Vitoria de pinchos!

Voy muy rápido, creo que pase el km 100 por encima de los 42 km/h y poco después empezó el sufrimiento esperado. La comida y bebida planificada sobre la marcha salió de cine. Algún problema con el blocking que me dificultaba pasar para intentar hacer 180 km muy rápidos.
Llegue a Vitoriá, me bajé y le dije a mi hija que paraba ya, pero por suerte me puso en mi sitio y me dijo como iba y que dejara de decir chorradas, zapatillas, sonreír y a correr. El dolor de piernas era horrible, pero si tu hija te lo pide (más bien lo ordena), ya me diréis quién se atreve a decir que no.

Nuevo plan, corro un poco y cuando mis dos animadoras vean que estoy destrozado podré abandonar con su aprobación. Salgo a correr y a 100m me he dejado la gorra, vuelta atrás a por ella. Si estoy justito, hacemos más metros. Y de pronto surge la magia de la preparación, las piernas no duelen… tanto. Puedo correr, cambia de plan de nuevo y decido terminar. Con el calor me planteo no bajar de 4.15 que con lo que llevo y el calor sería brutal.

Llegó así hasta el km 21, le doy a un lap que veo que empiezo a estar muy, muy justo y poco a poco cuesta más. Creo que al final el km más lento me salió sobre 4:40. Pasaron 80 Hc/h en la maratón que con los 100 HC/h de la bici me habían hecho aguantar hasta allí pero no daba para más y los últimos km tire de coca cola, no sé qué tiene pero siempre me da 5/10 km de extraball increíbles.

¿Cómo es tu preparación o temporada?

Mi preparación es muy rutinaria, me gusta que sea así y poco a poco ir subiendo. Tener mi semana muy calculada para que me dé tiempo a todo, familia, trabajo, amigos, tirarme en el sofá…

Poco a poco Imanol me tiene preparado algún estímulo nuevo, que siempre me cuesta bastante pero son retos que siempre me han hecho mejorar y los incluimos en las rutinas semanales.
La carga va desde las 10h en las que empezamos la temporada en otoño a los meses previos a la carrera (agosto) que he metido 15h semanales. En las 12 h semanales estamos gran parte de la temporada. Creo que aún tendría capacidad para más carga pero el triatlón simplemente es un hobbie y como tal no quiero que me condicione toda mi vida.

Soy un gran fan del rodillo desde hace años, pero sin aplicaciones, ni netflix ni cosas de esas. Solo mi garmin y yo. Puedo estar sesiones de 4 h en él sin gran problema siempre y cuando tengan contenido (series), estar ahí por estar dando a los pedales no lo aguanto ni 15 min.
La cinta de correr también es mi aliada últimamente, no me gustan las condiciones extremas de clima para entrenar y me encanta poder meter allí una hora o en primavera/verano con climatología favorable salir a correr en ayunas antes de trabajar.

La natación es mi mejor aliada, hasta ahora con dos sesiones de 45/50 minutos han sido suficientes para salir muy bien (alguno de esos días con mi equipo de la infancia de natación Zoiti89) pero para este IM Vitoria había hecho un esfuerzo en meter 3 sesiones de 1h con un compañero y llegaba con la idea muy clara de bajar mi 54 en IM.

Los hierros (gym) los toco poco, no me da para todo, al principio de temporada y poco más.

¿ Cómo vas con los otros entrenamientos invisibles ?

Trabajo o cuido mucho la alimentación en carrera, durante el año puede hacer salidas en bici con ritmos de competición con 120 hc/h pero en carrera no pasó de 100 hc/h.

Odiar quizá no es la palabra correcta pero la que más se acerca a lo que siento por los test, sean de lo que sean.

Ultimamente ya he intentado cuidar más los detalles, como el acople de Uniqo Custom Bikes que devuelve cada euro en comodidad, aerodinámica, rigidez y por extensión rapidez, mi mejor inversión en los últimos años en el triatlón.

Cuando lo hicimos nos juntamos mi biomecánico Nacho Ara y el equipo de Uniqo para ajustar e ir algo más largos y aero sabiendo que con el nuevo apoyo ganaría en comodidad y ha sido increíble.

Por todo lo demás antes de ser triatleta soy padre y esto es un vicio con el que disfruto enormemente y me ayuda a evadirme. Es mi terapia, una salida larga de bici o carrera a pie ayuda a poner todo en orden allí arriba.

¿ Qué consejo darías a tu compañeros de GE que quieran dar el salto a IRONMAN o estén en ello ?

Si pudiera o tuviera que dar un consejo sobre este deporte sería que invirtieran la mayor parte del tiempo en buscar un entrenador que encaje con la filosofía personal y objetivos de cada uno, siendo honestos ambas partes para que funcione.

Yo he tenido la suerte de acertar siempre en eso y hace que no me preocupe de nada más que de entrenar, al saber que al otro lado alguien tiene claro dónde, cuándo y cómo queremos llegar. Sin ese acierto que te haga no dudar del camino esto no es tan divertido.

También podría gustarte Más del autor