Victor Arroyo acabó 8º pese a ser penalizado por orinarse encima

Victor Arroyo nos analiza su actuación y en el Challenge Almere

Victor Arroyo se está convirtiendo en el hombre de moda de la larga distancia nacional en 2021, comenzó con el título de campeón de España de Triatlon LD en Gerona, después corrió en IRONMAN Frankfurt donde hizo buena carrera aunque peor de lo previsto, y ahora en el Challenge Almere, Mundial de LD, ha hecho un carrerón tremendo.

A sus 36 años está viendo como su afianzamiento en la full distance es cada vez mayor, y lo mejor es que se ve con mucho margen de mejora. Además redondeó la faena con su otra faceta, la de entrenador, su nueva pupila Saleta Castro, a la que previamente había convencido para volver a la distancia, finalizó también 8ª.

Hemos hablado con él para que nos cuente

La primera impresión de la prueba que nos ha comentado ha sido

” Fue un Mundial con mucho nivel, estaban muchos de los mejores triatletas europeos y me encontré muy bien desde el inicio “

En el agua 8:43 cedidos con el líder de la prueba ya son una mejora respecto a otras ocasiones, donde perdía más de 10 minutos, encima con visos de más mejoría venidera

“La natación fue extremadamente cómoda, nos quedamos cortados un grupito y vi que nadie tiraba con lo que me puse yo a tirar, pero las sensaciones eran de ir muy cómodo. Hice 56:51 así que en otros eventos tendré que intentar salir más rápido para coger otro grupo más potente y no quedarme en un grupo de nivel inferior”.

El segmento ciclista fue el mejor de su vida, con un duro percance a 50 km que le hizo perder unos minutos. No fueron exactamente 180 km, sino 178,5 km y su tiempo 4:20:16, aun así a 41 km/h.

“En bici salí a intentar ganar puestos en los primeros kilómetros; sali fuerte y luego mantuve el 80% del FTP, así fue hasta el km 130 donde me sacaron una tarjeta amarilla que no entendí porqué y me hizo parar en el penalty box el minuto de sanción. Esto provocó que me descolocase mucho pues comencé a pensar en otras cosas en lugar de centrarme en el ritmo que llevaba, como donde tenía que pararme, discutir con la juez para saber porqué me penalizó… Fui penalizado por orinarme encima.

Yo no podía contenerme las ganas de orinar más y en los momentos que orinaba pasó la juez y me pilló, al final es lo que hacemos todos, pero con la mala suerte que había una juez en esos momentos”

Su carrera a pie fue una brutalidad, eran 41,2 km con lo que serían unos 3:50 minutos más, pero aun así 2:38:48 es una animalada que le dio el parcial más rápido del día

” En carrera a pie salí fuerte desde el principio, fui los primeros metros entre 3:20 – 3:30 , realmente no sabía a que ritmo al que iba porque hasta que me pilló la señal gps, el reloj me marcaba un ritmo de 4:15, después cuando se conectó el gps vi el ritmo real al que iba y dije; uffff  voy muy fuerte, entonces fue cuando me quedé en unos ritmos de 3:45 a 3:50.

Me encontraba tan bien que en tramos concretos me llegaba a poner a 3:25, utilicé una táctica muy buena, al ser la maratón a 6 vueltas el entrenador de la FETRI nos daba avituallamiento a cada paso por un punto, y así iba con todo controlado preocupándome solo de correr y del ritmo”

¿ Tu valoración final ?

“Al final finalicé muy contento, se me queda la espina de bajar de las 8 horas, lo tengo ahí, se que sin las dos penalizaciones de 1 minuto cada una lo hubiese conseguido”

FOTO: Jose Hourcade

También podría gustarte Más del autor