Mola vs Yee con permiso de los noruegos y Murray

El ritmo de carrera a pie da un giro de tuerca tras el Covid

Cómo ya hemos contado en otros post, 2020 está siendo un año en el que la carrera a pie está dando un giro cualitativo y sobre todo cuantitativo. Ya son muchos triatletas los que están bajando de 14:00 en un 5000, y muchos más los que lo hacen de 14:20.

Sea como fuera toca valorar cuales han sido los tiempos más impactantes.

Richard Murray con 7:57 en un 3000 callejero ha sido el que más ha volado a un ritmo de 2:39 el mil, conseguido en asfalto con una bici marcando el ritmo y largas rectas, comenzó a 35 m sobre el nivel del mar y acabó a 29 m, utilizando las Metaracer de Asics. Tras él Mario Mola corrió otro 3000, este en pista con clavos, en modo carrera/control Federación Balear, contó con una liebre y acabó en solitario, 8:06 su marca es decir a un ritmo de 2:42.

Completaron la saga del 3000 los noruegos, con Blummenfelt al frente, su marca 8:11 creo personalmente que ha sido lo más espectacular, Blummenfelt entró primero e Iden a 2 sg. Fue en pista con las Nike carbono, pero lo más brutal es que lo hicieron a modo transición 45 minutos de bici + un previo entreno fuerte a pie para calentar.Además que sin tappering específico, venían de animaladas ciclistas. Después se estrellaron en el 10 k, tras prepararlo a conciencia.

Depués los 5000 han sorprendido mucho, previos al Covid, Hayden Wilde se hizo con el cto Neozelandés de 5000 con una márca superior a 14 minutos en un día huracanado. Pero sobre todo el francés Montoya consiguió un registro tremendo 13:31, en uno de los mayores saltos de calidad de la historia.

Sin embargo Yee, este domingo se ha coronado con 13:26 en un 5k, lo que supone a un ritmo de 2:41, la mejor marca para un triatleta de la historia. Lo hizo en asfalto, en una carrera homologada, y con las New Balance de carbono.

FOTO: Fotorunners

También podría gustarte Más del autor