A la búsqueda de una prueba alfa

El triatlon mundial, a la espera de una gran prueba que rompa el sinsentido del Covid.

Dentro de la catástrofe que está siendo el Covid para muchos sectores, el deporte es sin duda el más castigado. Pero dentro de los deportes hay unos peor parados que otros, y dentro de los peor parados el triatlon ocupa uno de los peores lugares, aunque mejor que el running y que la natación, esta sin duda el deporte más tocado.

Hablando claro y sin morderse la lengua, molesta ver como en el ciclismo se están permitiendo salidas de casi 200 personas a la vez para que luego vayan horas y horas juntos, y en triatlon están con las tonterías de que si salidas de dos en dos, guardando distancias, que si rolling, que si prueba suspendida, etc etc… ¿ Que pasa que el virus no afecta a un ciclista y si a un triatleta ? Seamos serios, todo es parte de una farsa, en la que el que mueve pasta tira para delante y punto.

En este ambiente sin ningún sentido y contradictorio, a la vez que manipulado y enrarecido, el triatlon a nivel mundial busca una prueba que abra las puertas al resto, una prueba alfa sobre la que el resto de organizadores diga; “pues correr 1000 personas no es peligroso”, esa prueba que desbloqueé la situación actual.

Todo apunta a que esa prueba alfa podría ser el Embrunman, la prueba que de conseguir salir adelante enriquecería su leyenda para la historia. Tocada de muerte hace unos días, cuando todos la dimos por muerta, el organizador ha echado un pulso a las autoridades, y en teoría hoy tendríamos que salir de dudas.

Pero además hay otras pruebas llave que desbloqueen otro tipo de organizaciones, un ejemplo es el de las selecciones nacionales,  ¿ Que pasa que los futbolistas pueden juntarse, agarrarse, tocarse, escupirse… con un test previo y los triatletas no ? vamos anda… seriedad y no discriminación por pasta. El Europeo de Tartu podría ser clave, también en agosto, podría abrir los campeonatos oficiales, o las pruebas con presencia multi nacional.

La situación recuerda a estar en un examen, acabarlo muy pronto y no atreverte a salir a entregarlo, se levanta entonces uno a entregarlo y tras él va la mitad de la clase.

Al menos los triatletas, aunque no es lo mismo, tenemos otras modalidades, también coartadas en la que poder desfogarse.

Esperamos que la paridad con otros deportes vip llegue al triatlon y en septiembre se arranque definitivamente. La realidad actual apunta lo contrario pero la esperanza es lo último en perderse.

FOTO: Racetick

 

 

También podría gustarte Más del autor