Tiempos de clavos ardiendo

La gente se está agarrando a lo que puede con la intención de competir en 2020

Poco a poco se va perfilando un calendario para 2020 con pruebas cargadas de ilusión para organizadores y triatletas. Frente a esto está la creciente incertidumbre provocada por las medidas que puedan tomar los gobiernos según se acercan los días de las competiciones. Un rebrote, un confinamiento, un paso atrás en la desescalada puede echar al traste con el trabajo de los organizadores, ya hemos visto varios casos de pruebas reprogramadas que se han cancelado definitivamente para 2020.

Sin embargo en la mente de muchos triatletas está el querer agarrarse a un clavo ardiendo, al primer resquicio de competición fijan sus objetivos y preparación para ellas. Frente a esto está en el interior de cada uno ese come come en la cabeza de que este año no se celebrará nada. Ante esta situación el desfase en los entrenamientos es tal que es muy difícil hacer una programación, pese a todo, la inmensa mayoría entrena con la ilusión que su objetivo en forma de prueba se hará.

De momento hay que ir paso a paso y un gran primer paso se dio este fin de semana en Barcelona con las Santader Triathlon Series y el triatlon 123 a Remontar. La prueba cumplió con el objetivo, mostrar a las autoridades y al triatleta que competir no es peligroso para la salud o la expansión del virus.

Pero también dejó claro que los triatletas van a querer algo, lo más cercano a un triatlon normal que se parezca. En total 550 participantes sumados los 3 segmentos, muchos de ellos compitieron en más de uno.

Esto puede ser un indicativo, que la gente quiere competir, pero competir de forma normal. Pero esta normalidad no será la misma en muchos casos, algo que les supone un perjuicio a los organizadores que se ven obligados a tomar unas medidas, a mi opinión excesivas, para una situación que presenta menos riesgo que otras actividades con riesgo extremo, según los parámetros que dictan los expertos sanitarios, en las que apenas tienen que tomar medidas.

En dos fines de semana tendremos otras pruebas de fuego para ver la evolución de las competiciones, el Triatlon de Tres Cantos, a modo de crono individual en distancia super sprint, prueba que de momento cuenta con 116 inscritos

Aquí inscripciones y + info https://dutricup.es/triatlon-tres-cantos/

El otro evento es el Acuatlon de Sant Antoni en Ibiza, 1 km de natación y 5 km a pie, que de momento, cuanta con 51 inscritos.

Aquí más información e inscripciones, https://www.elitechip.net/

Sin embargo la gran esperanza blanca llega el 25 y 26 de julio, con el Cto de España de Du-Tri Cross en Almazán. La prueba ya supera los 1000 inscritos entre los dos días de competiciones, será un antes y un después, si se lleva adelante será como el click que falta para que la gente recobre las esperanzas y se apunte en masa a otras competiciones. Si se llegara a cancelar, las opciones de que no se compita en 2020 serán enormes.

Con esta situación desde aquí haremos una recomendación, hay que intentar correr en España, no solo para reforzar a los organizadores nacionales, sino para evitar pérdidas colaterales de los cancelamientos. Es decir si decides correr en Europa, cosa también recomendable, hazlo de forma que dependas de ti mismo, viaja en coche o autocaravana, no utilices avión o tren. Nosotros teníamos billetes comprados a 2 pruebas canceladas posteriormente, los perdimos pues la cancelación de la prueba, no suponía que el vuelo se cancelase.

También podría gustarte Más del autor