Los Everesting de Strava abren el tarro del machaquismo

Los retos Strava del Everesting abren el debate pro/contra machaquismo.

El pasado fin de semana muchos triatletas se lanzaron a realizar la machada de entrenamiento atraidos por los Everesting de Strava. Hace unos días la plataforma lanzó el reto EVERESTING Challenge, que como el propio Strava define “es un concepto y técnica deportiva cuyo objetivo principal es alcanzar el equivalente al pico más alto del mundo, el Everest”

Un mix de triatleta Victor Bernard Blasco corredor de trail y ciclista, hizo el mayor entreno que nos llegó a la redacción 402 km con 6277 m+  en un tiempo de 15:01:32.

Ante tal avalancha de grandes kilometradas, varios entrenadores se pronunciaron en contra del machaquismo. Desde aquí aunque no ejercemos como entrenadores profesionales, pero si tenemos la licencia y títulos de entrenador, no somos partidarios del machaquismo como método de entrenamiento.

Hemos visto a algunos triatletas tirar su carrera deportiva por la borda por el machaquismo, y vemos otros con unas cualidades brutales, estancados por el machaquismo. Pero eso no significa que en determinados casos el machaquismo funcione a nivel de rendimientos top.

Pondré casos de machaquismo al más alto nivel, que tiraron las teorias de los entrenamientos por los suelos, como Daniela Ryf en su arrasador debut en IRONMAN, cuyo tappering fue correr el día previo un DO sin drafting venciendo a la campeona olímpica. O el de Cameron Wurf quien en una semana se mete dos IRONMAN Top ( 3º y 5º ) y entre ambos unos entrenamientos de etapas Tour de Francia para llegar descansado. O entrenamientos de Diego Van Looy para vencer el Embrunman. O el día a día de los triatletas profesionales que hacen 4 sesiones diarias algunas de ellas a grandes intensidades.

Esto significa que las teorías y parámetros de entrenamiento convencionales o estudiados en las universidades no son válidas para todo el mundo, y que cada triatleta y cada entrenador puede sacar el método que crea conveniente, aunque pisotee los libros de Ciencias del Deporte, mientras que le de buen resultado.

Volviendo al machaquismo, hay que entender este como enfoque al rendimiento. Que una persona sin aspiraciones de competición que solo hace deporte porque le gusta se meta grandes kilometradas, no le va a afectar para nada ni en su vida ni en sus objetivos, más peligroso es ver como gente con obesidad avanzada se presenta en la salida de un full, y las autoridades sanitarias se lo permiten.

Es en el rendimiento deportivo donde el machaquismo, por norma general creo que puede pasar factura, sin embargo ves lo que estás viendo en los últimos tiempos: Wurf, Noruegos, Oliveras, Ryf, Clan Sutton, Sam Long…. y te llegas a plantear si al final es la línea a seguir. Estar metiendo salidas de 200 km o más, semana si semana también y después correr al día siguiente a nivel super élite WTS, es algo que me cuesta creer pero al final te das cuenta que en muchos casos funciona.

En definitiva, y en mi opinión; buscando un rendimiento sobre todo a nivel Full Distance, una salida de 300 km en pleno bloque de preparación, si es buena opción, pero siempre que esa salida sea contributiba, no que te deje tocado 5 días, hacerla a un ritmo cómodo y llegar a casa lo más entero posible además de aislarla de otras salidas largas, sí. Lo mismo hacer una super salida a pie, pero solo una entre 40 y 50 km, tratando igualmente de aislarla, e incluso tomando algunos tramos de andar, sí. Pero el hacerte por costumbre una salida de 200 km semanal mas varias entre 120 y 180 km, así como una salida de 35 km semanal más otras 2 o 3 de 20-25 km, creo que puede ser perjudicial para el rendimento.

Igualmente aunque no tan chocante puede ser hacer todos los entrenos cortos pero a tope o metiendo caña en cada uno.

 

También podría gustarte Más del autor