El peligro de las cintas de correr y las empanadas mentales

Las máquinas de correr están siendo la salvación para muchos, pero pueden tener su riesgo

Al igual que está pasando con los rodillos, mucha gente está salvando los muebles con las máquinas de correr. La venta de estas se ha disparado con la entrada del Estado de Alarma, hasta tal extremo que se han acabado las existencias.

Mega gigantes del deporte como Decathlon había agotado el stock en gama baja y media, quedando solo algunas de gama alta cuyo precio se iba por encima de los 2500 €.

Correr en cinta tiene muchos beneficios, pero al igual que pasa con los rodillos las velocidades no se corresponden a lo que te vas a encontrar fuera.

Hay gente que está haciendo alardes y presumiendo en redes de marcas, algo que sin duda les pasará factura a la hora de enfrentarse a la cruda realidad de la calle.

Dependiendo mucho de la máquina, se puede llegar a correr entre 30 y 50 sg por mil más rápido que en el exterior. Esto es básicamente porque la fuerza gastada en el impulso a la hora de dar la zancada en cuanto a propulsarte hacia delante en la cinta de correr no existe. En la máquina tu impulso tiene un ángulo más vertical siendo el suelo lo que se mueve, con lo que para una persona que se mantiene más en el aire, los metros de cinta avanzados son mayores que los de una persona que tiene un correr más económico tipo triatlon.

Aparte está el efecto rebote de la cinta, según el modelo unas tienen más que otras. Al pisar, en lugar de que el tapiz te absorba como pasa en el asfalto, las cintas tienen un efecto rebote que favorece más a la propulsión y reactividad, similar a la pista de atletismo pero más acusado.

Gente entrenada puede llegar a correr sub 3, aunque su ritmo real es de 3:20 o 3:25, aparte otra cosa que influye a la creencia de los ritmos estratosféricos es el pulso. Evidentemente justificar esos ritmos milagro por el pulso alcanzado, es un argumento que ayuda a creer en ese milagro, pero hay que contar que con la deshidratación el pulso se dispara.

Un caso curioso deribado de esta crisis del coronavirus, es que se está creando una brigada de policía similar a los policías de balcón. Son los policías de salón, cuya misión es poner en su sitio a los flipados.

Aquí el caso más relevante de uno de estos sheriff, lo bien que documenta la “multa” a un corredor que decía que había hecho 4 km por debajo de 3 : En 1 min recorres 85 vueltas * 3,10 m = 263,5 m y en 3 min –> 790,5 m lo que da un ritmo de 3 min 47 seg por km o 15.86 km/h, deberias conseguir otra cinta jeje, una autopropulsada curva para esprintar”

Desde aquí aconsejamos no creerse los ritmos que te salen en la cinta:

Usa la cinta para el entreno, hacer las series que te toquen pero no pensar que ese tiempo es real.

Si quieres asemejarlo a la realidad métele un poco de pendiente, entre un 1% y un 2%.

Por otro lado aprovecha la cinta para fijarte y mejorar la técnica, mejora tu pisada y aprovecha que solo te tienes que centrar en ello.

 

También podría gustarte Más del autor