Conociendo a Oscar Abizanda, los tejados del confinamiento

Oscar Abizanda, el protagonista de “corriendo por los tejados” nos cuenta su historia

A las pocas horas de decretarse el Estado de Alarma, un triatleta era grabado corriendo por los tejados, el video se hizo viral. Oscar el protagonista, nos cuenta la historia, su pasado y como afrontará el confinamiento.

¿ Quién es Oscar Abizanda ?

Un triatleta popular de larga distancia de 28 años al que le encanta entrenar, y entrenar mucho.

¿ Cuándo, cómo y por qué te metes en el triatlon ?

A principios de 2012, me apunté a un 5k de mi ciudad, Terrassa. La misma semana de la competición, empecé a salir a rodar algún día y desde entonces no he parado más que por alguna lesión. La bici me había gustado de siempre, aunque nunca había entrenado como tal, la típica salida con algún amigo o con mi padre cuando era pequeño en la época de verano.

Nadar no me ha gustado nunca, pero para finales de 2013 me propuse hacer un triatlón sprint con un amigo y ahí empezó todo. Así que con algo de natación, mi primera bici de carretera y casi dos años corriendo, me planté en mi primer triatlón. Sólo acabarlo sin andar, ya fue un éxito, ya que venía de hacer un duatlón sprint en el que anduve más que corrí al bajar de la bici.

¿ Qué objetivos deportivos tienens este año y cuál fueron tus dos mejores resultados en tu opinión en el pasado ?

Sin duda alguna, mi mejor año deportivo fue el pasado, 2019. Venía de debutar en Ironman en 2018 pero, pese a acabarlo, no fue demasiado bien. Para 2019, me puse otro Ironman como objetivo de la temporada, el Ironman Barcelona y fue durante esta preparación cuando conseguí hacer mi mejor actuación de siempre en el Medio Ironman de Amposta. Era corto y lo acabé en 4h17’, pero extrapolado a un Medio Ironman “homologado” hubiesen salido 4h30’. No me creía los ritmos que había aguantado durante toda la prueba y acabé súper contento.

Mi segundo mejor resultado fue en el objetivo de la temporada. En el Ironman de Barcelona me salió un día redondo hasta la media maratón, pero a partir de ahí fue un calvario y no conseguí aguantar el sub10h, para lo que me sobraron 13 segundos. De todas formas, acabé contento con mi nivel de ese día y, sobretodo, tengo grabados los 2 fallos que cometí ese día.

En cuanto al objetivo de la presente temporada, decir que desde diciembre, todo gira en torno al Ironman de Vitoria 2020 del 12 de julio. Creo que rondar las 9h30min – 9h40min puede ser un objetivo razonable. Ahora mismo, no veo seguro que se vaya a disputar por el tema coronavirus, pero eso no está en mi mano. Lo único que puedo hacer yo es entrenar como si se hiciese hasta que, oficialmente, me digan lo contrario.

¿ Qué más cosas tratarás de hacer en este confinamiento ?
El entreno de ciclismo no me variará demasiado: por suerte tengo rodillo, así que estos días me tocará meterle muchas horas. Estoy acostumbrado a entrenar así, ya que entre semana no tengo tiempo para salir a la calle, así que no hay problema. En cuanto a la natación, estoy haciendo ejercicios de fuerza de tronco superior, incluidos ejercicios con gomas. Cuando vuelva al agua, habrá que cuantificar la pérdida y tratar de recuperarla sin volverme loco.
Para sustituir la carrera a pie, sin darle demasiadas vueltas a las opciones que tengo, me veo yendo de punta a punta del balcón en series de pocos minutos, para poder meter intensidad al entreno y que el corazón no se olvide de subir a pulsaciones altas. Habrá que ver si lo consigo.
Aparte de los entrenos, el confinamiento también me cambiará el día a día. Hoy mismo he empezado a trabajar desde casa, así que, al no necesitar salir ni para trabajar, saldré muy poco a la calle. Tal vez algún día para comprar algo indispensable.

 

¿ Qué tienes que decir a los que te han criticado ?

Lo primero, darles las gracias. Puede sonar raro pero ellos no me conocen y no saben que cuanto más me critican o me dicen que no soy capaz de hacer algo, más me motivan para demostrarles lo contrario. Así que, desde aquí, darles las gracias por darme ese plus de motivación para estos días, que falta hace y hará.

Si doy las gracias a los que me han criticado, aún más quiero agradecer a los que me han mostrado su apoyo por redes sociales, que por cierto han sido bastantes más que los detractores. No lo necesitaba porque no me han afectado los comentarios que he leído contra mí, pero nunca está de más sentirse apoyado y querido. De todas formas, a los que me han criticado, a continuación les explico por qué he entrenado donde lo he hecho estos días: Como se ve en el vídeo, corro solo, por lo que no hay riesgo de contagio y nadie que no viva en el mismo piso que yo tiene acceso a esa zona.

Alguno me ha comentado que hay que minimizar riesgos de ir a urgencias para no colapsarlas, pero en los 8 años que llevo corriendo, jamás he tenido que ir al hospital por ello. No veo el riesgo de correr en la azotea (obviamente no apuro los bordes). No creo que me criticasen si levantase pesas en mi comedor o hiciese multi-saltos, y según su teoría también habría riesgo de rotura muscular o de esguince.

Siguiendo el punto anterior, algunos critican que es ocio y es evitable. A mí, lo que me parece que alguno está amargado encerrado en casa y quiere que el resto también lo estemos. Es su problema, no el mío. Ahora que estamos encerrados, parece que hay mucho tiempo libre para meterse en la vida de los demás.

Que cada uno se preocupe de su vida y de no poner en riesgo la de los demás, igual que seguiré haciendo yo. Es momento de unidad, no de críticas. Sé que ahora que se me ha prohibido seguir corriendo en la azotea, mis palabras pueden sonar prepotentes o equivocadas, pero no creo que el hecho de que me lo hayan prohibido dé la razón a los que me criticaban, ya que las razones de dicha prohibición son otras que las que exponían los críticos.

También podría gustarte Más del autor