Dapena en Ciudad el Cabo tras 48 h atrapado por vacunas de fiebre amarilla

Nueva odisea aeroportuaria para Pablo Dapena, atrapado en Buenos Aires sin billetes ni tarjetas de crédito

Pablo Dapena, logra llegar a Ciudad el Cabo tras una odisea propia de una película de suspense. El propio triatleta cuenta todo en su comunicado oficial, afortunadamente ya está en el destino para correr en 3 días. Su historia con los aeropuertos sigue dando giros de tuerca, en esta ocasión ni Alfred Hitchcock, hubiera escrito un guión semejante.

Comunicado

“Perdón a todos por no estar muy activo estos dias en redes sociales pero lo que no me pase a mi en los aeropuertos no le pasa a nadie. Después de la felicidad de haber quedado 2º en Buenos Aires me iba con ganas a Sudafrica y muy contento de volver a verme competitivo

Mi vuelo a Ciudad del Cabo sería Buenos Aires – Sao Paulo – Johannesburg – Ciudad del Cabo, pero ahi quedó…en serio.

Durante el check in me dicen que no puedo volar si no presento una cartilla conforme he estado vacunado de fiebre amarilla… Es decir no tenia nada.

Ante esta imposibilidad de volar empiezo a mirar opciones en mostrador para volar a Ciudad del Cabo via Madrid, pero mi tarjeta de crédito estaba bloqueada (aun no se por qué, sólo hice un pago en una de las pizzerias más famosas de Buenos Aires). No le deseo a nadie estos momentos de desesperación donde no tienes nada, ni billete ni dinero. Afortunadamente compré un billete de @Iberia para Madrid por internet y funcionó la tarjeta

Con avión para Madrid el siguiente paso era buscar para ir Ciudad del Cabo, y encontré Madrid – Zurich – Ciudad del Cabo

No fue fácil, nada fácil porque de aquella no sabía que la tarjeta estaba bloqueada. Muchas llamadas al banco, muchos fracasos para pillar los billetes, mucha desesperación y con ganas de volver a casa y mandar a tomar todo por…

Al final todo se arregla y aqui estamos en Ciudad del Cabo 4 años después de debutar en mi primera Serie Mundial (no vendrían muchas más tampoco) con más de 48h de viaje estando en America del Sur, Europa y ahora Africa.

Por cierto las maletas y la bici no llegaron para darle un toquecito más a la aventura.

Ducha, recuperar el sueño perdido y empezar a moverme un poco son las prioridadea para estar el domingo en la línea de salida con garantias.”

También podría gustarte Más del autor