Nuestro análisis del Campeonato del Mundo de IRONMAN

El dominio alemán en Kona se extiende también a las mujeres.

Una vez más el IRONMAN World Championship ha sido la carrera con más expectativas creadas del año.

Hubo de todo, incluido las dos “reventadas” de los dominadores de los últimos años, Ryf y Lange.

Jan Frodeno jugó los días previos al photoshop, potos colgadas en las redes con una delgadez extrema, hacían pensar que harían un Sanders 2018, llegar sin fuerzas al ciclismo. Sin embargo todo era un despiste, Jan acrecentó su leyenda y de que forma, controlando en el agua con el esperado grupo de favoritos, en el que milagrosamente salía Patrick Lange, quien realizó la natación de su vida. En esos momentos el 99% de los espectadores croyó que Lange volvería a ganar. Sin embargo para el exrecordman fue el canto del cicsne, 8 km más adelante había cedido 52 sg en bici en el tramo que el drafting es “permitido” salía a la Queen con la carrera perdida.

En el segmento ciclista fue un recital en toda regla de Jan Frodeno, como dijo Alix en el Live de Triatlon Channel, “va mirando para atrás porque no se cree que haya soltado a todos y los clisclistas Wurf y compañía no le hayan cogido y ni se les vea”. En efecto iba sobrado, unos primeros 80 km jugando con sus compañeros de fuga, O´Donnell quien salvó los muebles y  Brownlee y Clavel a los que reventó.

Al paso por el km 80 el grupo de Wurf, Kienle, Sanders y Stein pasaban a 2:20, en esos momentos Frodeno se puso a tirar y sentenció la prueba, en los 120 km finales marcó el mejor parcial, aumentando la diferencia en la T2 de los 2:20 a los 3:44 sobre los remontadores y Brownlee.

La maratón de Jan, sabiendo que Lange estaba fuera de carrera y era el mejor, fue muy controlada para él, pero con el record de la prueba en el punto de mira, y así fue, 7:51:13 tiempo que deja a todos con la boca abierta.

La lucha por el podio fue un recital de Tim O´Donnell, el veterano de 40 años que lleva más de 10 entrando en el top10 y muchas veces en el top5, consiguió el mejor resultado de su vida, 2º que añade al 3º que consiguió en 2015.  Kienle por su parte no corrió como se esperaba, 2:49:57 , pero después del segmento ciclista, en el que los remontadores se reservaron algo, se esperaba un 2:45 como poco, aun así vuelve al podio, ya lleva 4 incluído un triunfo. Tremenda la solided de Ben Hoffman con una maratón similar a la de Frodeno y un nuevo top5. Además Cam Wurf cerró el top5 consiguiendo los frutos de reservarse en bici, algo que le permitió correr en 2:55:03, quien sabe si el IRONMAN de Italia le paso factura, pero que le quiten lo bailado un triunfo y un top5.

Hubo hombres de los que se esperaba más, como McNamee quien tuvo que abandonar enfermo, Sanders quien pagó su año lesionado y Alistair Brownlee quien su explosión era cantada para el 50% de la gente y así fue.

Eneko Llanos hizo lo que pudo, finalizó el 29, pero con un mes final en el que apenas pudo entrenar por sus obligaciones laborales, lo dio todo y corrió en 2:56 la maratón. Además Clemente Alonso a quien le paso factura la falta de competición, aguantó hasta el final y llegó el 34. A los dos quitarse el sombrero de estar en Kona como PRO por encima de los 41 y con el sistema clasificatorio tan complicado.

En categoría femenina Daniela Ryf fue humana, salió enferma y luchó hasta el final, su condición de super clase la demostró acabando la prueba en ese estado en el puesto 13.

A Lucy Charles se le abrían de par en par las puertas del triunfo. Sola en todo momento dio uno de sus mayores recitales en el agua con 5 minutos sobre las favoritas, después en el segmento ciclista aumentó la diferencia, para bajarse con 8 minutos de diferencia sobre un grupo de 5 favoritas.

El trabajo en solitario la pasó factura en la maratón que se fue a las 3:05:59 se encontró con Anne Haug para casi todos favorita al segundo puesto, y lo demostró pues sin Ryf en escena agonizando por la Queen K, su puesto natural ya era el triunfo, corrió en 2:51:07, no pudiendo con el record de Mirinda Carfrae,  se llevó la prueba en un tiempazo, la tercera marca de todos los tiempos 8:40:10.

Por su parte Sarah Crowley muestra su solided en Kona con un nuevo podio, llegó a ser segunda pero a 3 km petó y fue sobrepasada por Charles quien ya parecía KO.

Laura Philipp demostró que será una de las próximas ganadoras, su brutal tiempo en bici, 2:45:04 le pasó factura, y corrió por encima de las 3 horas, algo que sin duda en próximas pruebas Kona solventará. Destacable Carrie Lester con su 8º puesto y con las de cabeza haste el final a sus 38 años.

Por último espectacular Gurutze Frades, quien acabó con una maratón de 2:58:45 que la dejaba en el puesto 15, su mejor resultado en sus 4 participaciones. Se le fue algo la bici, tenía de referencia previa a Sara Pampiano, con quien salió en el agua pero no pudo seguirla en bici.

Por último hay que destacar el sistema de las multiples salidas. No nos gusta nada, pero hay que reconocer que cumplieron el cometido y según fuentes allí en la isla, el drafting fue muchísimo menor.

Ahora para futuras ediciones, hay que conseguir que los GE se tiren al agua por la playita de enfrente, para no perjudicar el espectáculo y la salida del final de los PRO.

También podría gustarte Más del autor