La organización del IM Brasil “enterró” a Gustavo Rodríguez hasta meta

Gustavo Rodríguez muerto y resucitado por el tracker en el IRONMAN Florianapolis

Gustavo Rodríguez se quedó a 2 minutos de conseguir el slot a Kona, algo que deja un sabor agridulce al gallego, pues si bien consiguió su mejor marca en la distancia, 8:12:16, se quedó sin el slot Kona, el gran objetivo del año.

Gustavo hizo una carrera según lo planeado, pues en el segmento de natación nadó mejor que nunca en 50:00, un tiempazo que le dejaba a 4:16 de la cabeza de carrera. Sin embargo las transiciones; 3:17 en la T1 y 2:11 en la T2 frente a los 2:30 y 1:55 de Frank Silvestrin, el tercer slot Kona, le costaron 1:03 de pérdida.

En el segmento ciclista Gustavo hizo el 4º parcial tras los 3 escapados, los 3 favoritos previos, Potts, Clarke y Amorelli, bajándose a 8 minutos del slot.

En carrera a pie fue donde llegó el enterramiento; pasamos de la euforia en el km 4,7 donde pasó de los 8:28 cedidos en la T2 con el Slot a los 7:38 respecto a Amorelli quien ya daba muestras de su inminente explosión, al desencanto. En esos momentos el tracker de la prueba “enterró” a Gustavo, al paso siguiente ya le daban el puesto 17 a 50 minutos, pero seguía en carrera, después en los siguiente pasos incluso hasta el paso final antes de meta el del km 34,7 el ritmo de Gustavo iba siendo nuevamente como el de los mejores, pero siempre en el puesto 17.

Todo parecía como si Gustavo hubiera sufrido fuertes problemas puntuales que pudo solventar pero que le dejaron KO durante 35 minutos. De repente en meta Gustavo dio el gran sorpaso adelantando del puesto 17 al 4, como si el tracker se hubiera repuesto por arte de magia.

En fin fuera como fuera, Gustavo logró también su mejor registro a pie con 2:50:13 llegando 4º a meta.

FOTO: Instagram Gustavo Rodríguez

También podría gustarte Más del autor