Fin de semana de grandes nombres, el análisis

Los dos campeones del mundo Gómez Noya y Mario Mola, pasan con sobresaliente sus tests ante el mal día de la selección femenina y el día de los renacidos

Este fin de semana ha sido uno de los más potentes del año. La puesta en escena de los dos campeones del mundo españoles 2018 ha sido muy positiva.

Gómez Noya se enfrentaba al tan ansiado debut en IRONMAN, era su único cartucho antes de Hawaii, IRONMAN Cairns y lo sacó adelante. No ganó, pero pudo estar con los mejores en el segmento ciclista. Lo más destacable para él, pues hay que recordar que Braden Currie el pasado año en Kona iba tirando de todo el grupo cabecero en bici, hasta que un pinchazo le dejó fuera de la lucha, además de hombres como McKenzie y Bozzone llegaron al gallego y no pudiero dejarle.

En cuanto a la maratón, toque de atención para aquellos aficionados que presagiaban un 2:35 en maratón, un IRONMAN es muy duro y 2:41 en el debut es de 10. Solo un 2:39:59 de Currie le apartó del triunfo, pero el neozelandés es un hombre en progresión y aún así, el pasado año petó en Kona a pie yéndose a las 3:15 en la maratón. Ahora hay mucho tiempo para la gran prueba, sobre todo con sensaciones reales en el cuerpo que ayudarán a Noya a afrontar Kona con más información experimentada.

Otra grande en Cairns fue Gurutze Frades, su 4º puesto la mete directamente en Kona. Para ella será el tercer año consecutivo y la confirmación de ser una triatleta metida de lleno en la Elite mundial de la distancia. La 24 de la general en un KPR 4000 dicen mucho y bien de la vasca, una lástima haberse encontrado con una renacida Beth Ellis, con quien fue toda la prueba pero que corrió un inesperado maratón de 2:55:23, algo contra lo que nada pudo hacer Frades quien hizo una de las mejores maratones de su vida con 3:02:58.

La llegada de Teresa Adam fue la revelación del día, consolidándose como candidata a top 5 en Hawaii, por su parte largo camino a su mejor forma para Mirinda Carfrae quien regresaba tras su embarazo.

El otro foco estaba en UK, pronto empezaban las cosas en el relevo mixto del jueves, donde se consiguió un puesto 13 de 18 selecciones. Era la primera toma de contacto para un sistema de clasificación olímpica que al final de ciclo dará 16 plazas por sexo al país. Desconozco la normativa sobre si hay un cupo máximo de países por prueba, pero faltaban al menos 5 selecciones con potencial para un Top 8, con lo que tras este primer contacto todo apunta a que será un camino duro el poder llegar a esas 8 mejores selecciones.

A los 3 días, la WTS Leeds dejaba las cosas más claras para Mario Mola, quien pese a hacer una gran natación, quedó cortado en la T1 y tuvo que trabajar, luego finalizó segundo tras un día meteórico de Murray. Un segundo puesto que pone al balear muy a mano el Mundial 2018, sobre todo teniendo en cuenta que es el hombre más regular del circuito.

Una cosa está clara, este Mundial sin Noya, Alistair y con un Jon Brownlee en su peor momento de forma de los últimos 8 años, marcará una nueva era. Antonio Serrat hizo una gran prueba, finalizó el 18, pasándole factura en la última vuelta los problemas físicos de los últimos 10 días con ese torcimiento de tobillo, por lo demás probablemente hubiera luchado por el top 8, no obstante se afianza y de que forma en un hombre WTS.

En cuanto a Cesc Godoy, tomó su oportunidad justamente ganada, veo bien que el campeón de España tenga la temporada siguiente una oportunidad en una WTS, hay que potenciar ese campeonato. Después en carrera acabó el 35 en una prueba en la que el número de abandonos fue enorme, 14 de 54 participantes, se quedó sin puntos por el cut off.

En cuanto a la actuación femenina, hay que ser claros, peor no podía haber sido, sin entrar en valoraciones personales de cada una, estos son los resultados; una retirada de Anna Godoy y un puesto 29 de Sara Pérez quien quedaba fuera de los puntos por cut off. Fue una prueba dura con 16 abandonos de 45 participantes, pero tras las grandes expectativas generadas en torno a Sara Pérez como revulsivo de la selección femenina, ha sido un jarro de agua fría.

Lo importante es no venirse abajo, seguir luchando, y coger moral con el 8º puesto de Camila Alonso en la Copa del Mundo de Huatulco, algo que la mete entre las 55 mejores del ranking de clasificación olímpico.

Terminamos el análisis con algo positivo, fin de semana de renacidos

Gustavo Rodríguez, tras un año de lesiones y mala suerte se lleva Zarauz y su 5000 destacables € de premio al vencedor/a, en esa prueba Fidalgo, otro que llevaba un año torcido se recupera para la Media Distancia con una gran carrera en cabeza y en solitario hasta casi el final y acabando 2º. Sobre todo destacar el rescate anímico para David Castro quien en su ” debut ” en la distancia consigue un tercer puesto. En esa prueba de Zarauz, Judith Corachán da otro recital superior incluso al de Salou, sin duda la triatleta del año en MD.

Otro renacido fue Pakillo quien se lleva sobrado el Triatlon Valencia 113, una inyección de moral para el Full Vitoria donde se le espera delante durante muchos kilómetros.

FOTO: Gurutze Frades fcbk

También podría gustarte Más del autor