Entrenamiento de fuerza

Adriana Coll nos habla de entrenamiento de fuerza para aumentar la forma

Adriana Coll, entrenadora de Racetick nos habla los entrenos de fuerza

El ejercicio físico y en concreto el entrenamiento de fuerza, mejora el estado de forma, la composición corporal y la salud en general. Y sobre todo, realizar ejercicios de fuerza son básicos para desarrollar la masa muscular, la potencia, ayuda a mejorar el perfil lipídico, la resistencia a la insulina, los niveles de osteopenia, osteoporosis y sarcopenia, mejora la calidad de vida, y ayuda a alargar la esperanza de vida.

Pero este tipo de ejercicio está lleno de prejuicios debido a leyendas mal interpretadas y más hoy en día donde podemos tener información muy directa a nuestro alcance. Información tanto contrastada como inventada. Hay que ser conscientes de lo que leemos.

Es por este motivo, que las evidencias científicas hay que acercarlas a la población en general y precisamente aquí es donde las mencionaré, ya que el principal objetivo es mejorar la condición física y la salud de las personas.

Cuando hablamos de ejercicio de fuerza, nos referimos a aquella actividad que supone realizar un esfuerzo más o menos intenso con la intención de vencer una resistencia externa (pesas, peso corporal, gomas, ..) utilizando los músculos.

Por lo tanto, la fuerza debe ser entendida como la única cualidad física básica a partir de la cual mejoramos todas las demás cualidades físicas. Por ejemplo, un corredor, necesita mejorar su capacidad y nivel de resistencia, pero como consigue mejorarla? A través del entrenamiento de fuerza; y qué es la resistencia? es la capacidad tanto física como psíquica de aguantar un esfuerzo durante un periodo de tiempo y de poder recuperarnos adecuadamente después.

Es habitual que siempre se asocie la resistencia con la capacidad aeróbica o cardiovascular pero la resistencia muscular y su relación con la fuerza también es un claro ejemplo. Si comparamos un deportista de CrossFit con un atleta de diez mil metros, los dos necesitan resistencia pero de maneras muy diferentes, ya que son resistencias diferentes (dinámica, acíclica, …) pero todas parten de la base de la fuerza, porque deben generar un estímulo muscular (fuerza) para aguantar, para tener esta resistencia.

Y así ocurre con todas las demás capacidades físicas (velocidad, potencia, flexibilidad, …), todas necesitan partir de la fuerza para producirse.

Por lo tanto, cualquier deportista o persona que quiera estar en forma, debería entrenar la fuerza como entrenamiento de base.

Pero, no todos los planes que corren por internet sirven, ya que es importante individualizar el entrenamiento según la edad, el sexo (las mujeres tienen que entrenar diferente según su ciclo menstrual), años de entrenamiento, capacidad física, estado de salud, descanso, historial familiar, capacidad de adaptación a un entrenamiento específico, … por lo que es básico contar con la ayuda de un profesional cualificado que individualice tu entrenamiento para conseguir los objetivos propuestos.

Está claro que los atletas que destacan en su deporte o las personas que vemos más saludables, no lo consiguen con métodos básicos y estándares.

Evidentemente, para ponerte en forma, también hay que cuidar la alimentación pero también hay que tener en cuenta el estilo de vida de cada persona (si tenemos un trabajo más o menos activo, si hacemos o no deporte y qué tipo de deporte , …), el sexo (las mujeres, según el ciclo menstrual es necesario que se alimenten diferente), la edad (no es lo mismo un niño que un adulto o de edad más avanzada), … por lo tanto hay muchos factores a tener en cuenta para estar en forma, principalmente ponerte en manos de profesionales.

Generar cambios si estás estancado o estancada a la hora de ponerte en forma, ya sea a nivel alimentario como de actividad física, empezando por incluir ejercicios de fuerza. Y evidentemente, descansando correctamente para reparar todo el cuerpo.

Ariadna Coll

 

También podría gustarte Más del autor