5 aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir tus running shoes

Una corredora profesional, Sonia Bejarano,Elegir_tu_zapatilla_running nos aconseja sobre como escoger tus zapatillas de running.

Este no es un post para los que saben lo que buscan en una zapatilla running, los que llevan años corriendo o los que son adeptos de un modelo o marca en concreto, han dado con su modelo y siguen apostando por él. Sin embargo, si hace poco que corres o ha sido hace poco cuando has prestado atención a tu calzado quizás te sea de ayuda.

 

Recuerda que las zapatillas no tienen vida indeterminada. Otra cosa es que las reutilicemos para andar, segar el césped o ir al campo pero la vida útil de una zapatilla (entiéndase por vida útil, el tiempo durante el cual la zapatilla conservará su capacidad de amortiguación y sus bondades en general), está estimado en 1000km. A partir de entonces empezará a perder cualidades y tendremos que ir con cuidado ya que una zapatilla desgastada puede ocasionarnos trastornos de cabeza por alguna lesión en consecuencia. Al margen de esto, deberíamos cambiar de zapatillas al menos 1 vez al año precisamente para asegurarnos de que la zapatilla conservará un mínimo de prestaciones.

 

A la hora de comprar una zapatilla, particularmente prefiero acudir a una tienda física. No sólo por el trato directo con el dependiente que puede asesorarme y resolver alguna duda sino por la seguridad de elegir la talla de pie correcta, podré probarme ½ número superior o inferior para cerciorarme de que me llevo la medida acertada. Además también tiene la ventaja de ver otros modelos con lo que seguramente se cubrirán mis expectativas.  Puede que comprar en una tienda física conlleve un precio algo más elevado que en webs pero el asesoramiento y estocaje  de material bien lo merece.

 

Antes de comprar unas zapatillas deberíamos poder responder las siguientes preguntas; ¿para qué actividad quiero las zapatillas? ¿cuáles son mis expectativas a cumplir? ¿qué busco en mi zapatilla?

5 consejos

 

1.-Tipo de pisada. A la hora de elegir un modelo debemos tener en cuenta si somos pronadores, supinadores o de pisada neutra. Actualmente en el mercado existen gran variedad de zapatillas por lo que seguramente alguna se adecuará a nuestras características, sin embargo deberíamos saber qué necesitamos. Por otra parte, si llevamos plantillas para corregir la pisada deberíamos llevarlas  a la tienda para ver cómo encaja en la nueva zapatilla. Se recomienda usar una zapatilla neutra si usamos plantillas.

 

2.-Objetivos a alcanzar con esas zapatillas. Según para qué las queramos debemos elegir entre modelos de una misma marca. Si queremos una zapatilla “todoterreno”, que nos sirva para entrenar podemos decantarnos por una de máxima amortiguación, sin embargo si la queremos sólo para entrenamientos específicos y competiciones podemos decantarnos por modelos más ligeros. En el mercado existen numerosas combinaciones peso-amortiguación en función de si queremos una zapatilla mixta que nos sirva para todo o si preferimos tener pares específicos para entrenamiento y/o competición.

3.-Bagage del deportista: no es lo mismo elegir zapatilla para un corredor con un pie educado a la carrera que para un corredor novel. En mi opinión, al margen de las tendencias actuales al natural running, que deberían introducirse de manera paulatina, cabe esperar que un corredor nuevo con un pie poco reactivo y poco estable empiece con unas zapatillas donde el pie vaya

bien sujeto y que poco a poco con ejercicios propioceptivos y reactivos vaya pudiendo decantarse por zapatillas más livianas.

4.-Características de la zapatilla, que se adecúe a tus necesidades (peso, estabilidad, altura de suela, drop, transpirabilidad, estructura..).  Una zapatilla es un conjunto de diferentes características y debemos valorarla como tal.  Por orden de prioridad debemos marcarnos qué cualidades son las más importantes para nosotros. Si por ejemplo, en mi caso particular, he tenido problemas en los tendones de Aquiles por el contacto directo y continuo de la zapatilla sobre el tendón en cada zancada, procuraré buscar una zapatilla algo más baja que lo habitual, o si me salen ampollas con frecuencia trataré de buscar una zapatilla especialmente transpirable, estas son algunas razones por las que he decidido trabajar con mi marca actual.

5.-Precio, comodidad y estética. . Independientemente de marcas, modas y consejos debemos experimentar la sensación de calzarnos una zapatilla y sentirnos cómodos. Para mí también es importante tener unas “zapas chulas” y puede que el precio no sea decisivo en la elección si no hay mucha diferencia entre modelos aunque si el precio se nos va del presupuesto siempre tienes la opción de recurrir a modelos de temporadas pasadas.

La elección de unas zapatillas es una decisión global aunque indudablemente debemos tener claras nuestras preferencias y nuestras necesidades.

Escrito por: Sonia Bejarano

http://www.soniabejarano.es

 

También podría gustarte Más del autor

Triatlonchannel.com

📢 SORTEO 15 ANIVERSARIO 📢