Mantener la función inmune durante el entrenamiento

Silvia Tremoleda, a través del programa Non Stop Training nos aconseja sobre como mantener la función inmune durante la carga de entrenamiento.

Durante las semanas de carga hay que tener cuidado con el sistema inmune. El ejercicio prolongado y duro puede disminuir la función inmune debido a que nos encontraremos con menos glucosa en la sangre, menos glucógeno muscular, más interleukin-6, más hormonas de estrés y más radicales libres.
Para evitar infecciones y enfermedad por la disminución del sistema inmune, aquí van algunas recomendaciones que ayudarán a mantener las defensas.
– Asegurarse una ingesta equilibrada de hidratos de carbono, proteína y macronutrientes.
– Evitar las deficiencias de micronutrientes.
– Evitar la deshidratación y la sequedad de boca
– La ingesta de hidratos de carbono durante el ejercicio debe ser de 30-60g, incluso 90g/h en la sesiones largas, ya sea con bebidas, geles, barritas..
– Tomar hidratos de carbono justo al acabar el ejercicio con el fin de reemplazar la glucosa y el glucógeno agotado durante el ejercicio. 1-2g por kg por hora sería la cantidad adecuada para rellenar los depósitos.
– La ingesta de vitaminas A, C, E, B6 y B12 deberá tenerse en cuenta. Tomar frutas y verduras.
– La cantidad de proteína debe estar entre 1.4-1.6g/kg/dia para mantener la función inmunitaria.
– Consumir bebidas con un 6% de hidratos de carbono durante y después de ejercicios prolongados (2.5ml/ kg cada 20 min)
– La glutamina y el calostro parece que aumentan la función inmunitaria.
– Durante los días fuertes de entrenamiento se debe ir con cuidado con las dietas estrictas. La ingesta inadecuada de hidratos de carbono y grasa puede tener un impacto en la inmunidad.
– Evitar estar en contacto con compañeros que tengan virus y nos puedan contagiar.
– Mantener una buena higiene personal (lavar manos y cepillar dientes regularmente).
– Evitar poner las manos en los ojos y boca.
– No compartir los bidones o las bebidas.
– Evitar la vulnerabilidad después de los entrenamientos o competiciones.
– Evitar las dietas para pérdidas rápidas de peso.
– Dormir un mínimo de 6-7 horas diarias.
– Variar el entreno e incluir días de recuperación.
– Si hay síntomas de enfermedad, reducir la carga, tanto de frecuencia como de intensidad.
– Recordad que la tolerancia al ejercicio se verá reducida durante la infección.
– Entrenar durante la infección puede aumentar el grado y la duración de la enefermedad.
– No entrenar si se tiene fiebre o con síntomas de infección en el cuello (glándulas inflamadas, dolores musculares o de articulaciones, tos..).
– No volver al entrenamiento normal hasta estar recuperado de la enfermedad.
– Separar a los compañeros infectados de los que no lo están.

http://nonstoptraining-nst.blogspot.com.es/

También podría gustarte Más del autor

Triatlonchannel.com

📢 SORTEO 15 ANIVERSARIO 📢