Tri Halloween, The Walking Dead

Las explosiones más sonadas 2017

En el día de los muertos es tiempo de recordar las “muertes” explosiones en competición más sonadas de 2017, dentro de campeonatos del mundo.

La más sonada sin duda fue la de Jan Frodeno en Kona, no fue una explosión de quedarse vacío, sino de contracturas y calambres venidas sin duda por varias cosas, entre otras probablemente por ir un punto más en bici de su ritmo, se bajó cuarto en la T2 y acabó corriendo la maratón en 4:01:57, una lección de profesionalidad el haber acabado.

Alistair Brownlee, un clásico en explosiones, en The Championship Challenge, su actuación en solitario estaba siendo espectacular, se bajó con más de 1 minuto sobre Sanders y Kienle, después a los pocos kilómetros de carrera a pie comenzó con el estilo cozumeleño, de lado a lado y a saltitos, acabó fuera de competición.

La de Camerón Wurf en Kona, lo dio todo para conseguir el record de la bici y vaya si lo hizo, un mordisco de más de 5 minutos sobre el record de Stadler, se bajó primero en el T2 y luego se fue al puesto 17 con 3:19:28 en la maratón.

Lauren Brandon en el Mundial de IRONMAN en Hawaii, en cabeza en la natación, en cabeza en el ciclismo hasta el 160, tercera en la T2 a menos de 2 minutos y una maratón de 4:03:26 que la dejó en el antepenúltimo puesto de las PRO que acabaron

También en Kona, Markus Fachbach el penúltimo de los PRO en acabar, al menos lo hizo pero con una maratón andando que le llevó a las 10:14:14 en meta.

Homenaje a lapeados ITU, obviamente es más difícil que un profesional pueda explotar en corta distancia, al menos las explosiones no son tan evidentes pero destacan las del ciclismo que se pagan con el lapeamiento. A todos aquellos que fueron doblados en las competiciones ITU durante el segmento ciclista, muchos explotando sobre ruedas perdiendo grupo a grupo en circuitos llanos.

También podría gustarte Más del autor