Las 11 claves para entender el IRONMAN Hawaii 2017

Pasados 3 días de la gran cita anual de Kona, toca analizar lo ocurrido

Aquí las 11 claves para entender mejor el resultado final

La climatología

Fue el día ideal para batir récords, “ausencia de viento” en bici que propició que el mítico 4:18:23 récord de Norman Standler se pulverizara por tres hombres. Depués en el maratón el calor fue mayor, algo que hizo que solo dos hombres bajaran de las 2 horas 50 minutos frente a los 5 de 2016 y ninguna mujer bajara de las 3 horas frente a las 2 del 2016.

Natación

Hubo más olas de lo normal a la ida, algo que propició que el grupo no se rompiera en dos partes y que los ciclistas perdieran 2 minutos más de lo previsto. Josh Amberger salió a romper la prueba mostrando las primeras debilidades de Jan Frodeno, que apenas hacían saltar las alarmas.

Tras Josh Amberger el grupo más grande de los últimos tiempos, 30 hombres encabezados por Jan Frodeno y cerrado por Eneko Llanos.

Skechers IRONMAN European TourEn mujeres Lucy Charles mostró su condición de nadadora internacional de aguas abiertas, pero no lograba soltar a la americana Brandon, un sprint final de 100 m en paralelo entre las dos para batir el récord de Jodi Jackson en el 99, fue lo más espectacular de estos 3800 metros iniciales de carrera. Lucy Charles se quedó a 5 segundos de batirlo 48:48, pero metió más de 4 minutos a las favoritas, que nadaban unos segundos peor que en 2016.

El trenecito

Los primeros kilómetros del ciclismo, como ya nos decía en directo Clemente Alonso, fueron los del trenecito. El grupo se dejaba llevar pasando uno y otro hasta dar cuenta de Josh Amberger a los 35 km. Es hasta el km 40 donde el trenecito va compacto,  en esos momentos Branden Currei toma el mando y se empieza a estirar la cosa por delante hasta que pincha. Al paso por el km 50 comienza a romperse el grupo, 29 hombres en 59 segundos.

Los jueces

Tras la polémica de 2016, donde cuatro sacrificados pagaron por todos desvirtuando el resultado de la prueba, los jueces se pusieron las pilas en 2017 haciendo un mejor trabajo. A diferencia de otros años la distancia en el grupo de cabeza fue más respetada y sí que realmente se podía ver 10 metros entre competidores, sin duda algo que dio espectáculo y rompió más la carrera.

Comando G

Cuatro hombres que salieron juntos del agua a 5:15 de Jan Frodeno, formaron un comando que iba a poner la carrera patas arriba. A relevos legales de 2 km aproximadamente comenzaron a recortar ventaja con un objetivo, tomar la cabeza antes del cruce a Hawi. Lionel Sanders, Sebastian Kienle, Stain y Cameron Wurf recortaban ventaja a lo bestia: 4:47 perdidos en el km 17, 4:20 en el 31, 2:58 en el 50, 1:02 en el 69 y pasan el punto de retorno en cabeza dejando el grupo en 13 unidades y soltando incluso a Stein.

Lucy y Daniela bike segment

El segmento ciclista femenino tuvo dos protagonistas y dos partes, la primera parte fue para Lucy Charles, quien pese a debutar en Kona salió a por todas, crecida por las diferencias crecientes que le iban cantando en cada punto de paso, hasta el km 140 su ventaja crecía 5:45 sobre Ryf , con Lucy Charles iba Brandon en modo rémora. Los últimos 40 km fueron infernales para Lucy y Daniela Ryf comenzó a sentirse bien tras las primeras horas tocada del estómago, no solo recuperó los 5:45 perdidos sino que metió 40 segundos en la T2 a Lucy Charles. Aun así el tiempo de Daniela Ryf 04:53:10, se quedó a casi 9 minutos del récord de Karin Thuerig.

4:12:54

Pasado el punto de retorno de Hawi, los tres remontadores que quedaban en el grupo delantero no dieron tregua y reventaron la prueba. Hubo tres fases, la primera Sebastian Kienle rompiendo la prueba y soltando incluso a Lionel Sanders, la segunda la conexión de Sanders con Kienle y Wurf pasando a tirar para ganar la prueba y descolgando a Kienle, y la fase final fue el recital de Cameron Wurf para llevarse el bonus del récord de la bici.

Cameron Wurf llegó solo y pulverizaba el récord en 5 minutos 29 segundos. Jan Frodeno dio el primer aviso que algunos ya vimos que no entraría en el podio, perder a Wurf era comprensible pues se sabía de su explosión, pero dejar 2 minutos a Sanders y 1 a Kienle ya indicaba que la cosa no iba bien para el alemán.

Un cojo en Alii Drive

A los 2 km, Lionel Sanders tomó la cabeza de carrera y se marchaba on fire a por el triunfo, en esos primeros kilómetros de Alii Drive. La escena era impresionante, pues el gran público entendía que Sanders estaba lesionado y corría cojeando, pero era su estilo. Es inexplicable que corriendo totalmente cojo pueda acabar un maratón y menos a ese ritmo.

Dos pasos semi normales cojeando y un saltito vertical, ese era el estilo con el Sanders que se quedaba solo a la salida de la cuesta de Palani, con más de dos minutos y medio sobre Kienle y más de 8 sobre Lange a 25 km de meta.

Gran Frodeno

Para la gran mayoría Jan Frodeno tenía la prueba en el bolsillo con 1:30 de desventaja sobre Lionel Sanders a la salida de la T2, sin embargo problemas musculares le dejaron KO a los 3 kilómetros. Tras perder más de 30 minutos estirando y andando, el campeón demostró su clase y decidió terminar de manera digna, finalizó el 70 de la general.

La era Lange

Por segunda vez consecutiva Patrick Lange bajaba de las 2 horas 40  en la maratón de Kona, se llevaba la prueba cogiendo la cabeza a 5 km de meta. Lionel Sanders se entregaba a lo grande con una cojera cada vez mayor, mientras que Lange parecía un hombre ITU en plenos 10.000 de carrera a pie.

Patrick Lange demostró que el pasado año hubiera ganado si no es por aquella decisión de los jueces. Por dos motivos: si no es por la terjeta hubiera aguantado en el trenecito en una bici más lenta que en 2017 y en lugar de llegar a 16 minutos lo hubiese hecho mucho antes y segundo, hubiera corrido igual.

Ahora hay que ver como se mantiene en el tiempo, el 2018 traerá nuevas variables ¿ Frodeno ya adaptado al vegetarianismo, la llegada de Gómez Noya y la de Talansky ?

Ryf es Ryf

Con el palo moral de Daniela Ryf a la joven Lucy Charles, metiéndole más de 6 minutos en 40 km, y las rivales más experimentadas a más de 5 minutos en la T2, Ryf hizo la maratón para cubrir el expediente, ni siquiera le importó bajar de las 3 horas, 3:00:02, pensando en el millón de dolares que le esperan en Bahrain apenas en unas semanas. Ganó con 8 minutos sobre Lucy Charles, quien tiene en sus piernas un par de Konas. A más de 10 minutos entraba Sarah Crowley recogiendo el fruto de una gran temporada.

FOTOS: Getty Images – IRONMAN

 

 

 

 

 

También podría gustarte Más del autor