Marcos Pastor, luz tras el quirófano

Un gel aplastado en la carretera le dejó en el quirófano, ahora Marcos Pastor rechaza el slot a Kona y se clasifica para al Mundial de 70.3

En el Pure Marina d´Or 226 el pasado 22 Octubre, Marcos Pastor tuvo que ser trasladado al hospital tras irse al suelo por el envoltorio de un gel que le hizo patinar en bici. Su pronóstico era grave, con la rotura del codo y afección a los ligamentos, después de ser operado pasó meses de   médicos, físios y clínicas de rehabilitación, entrenando lo que podía en indoor para lograr dar fuerza al brazo.

En mayo 2017 pasó de nuevo por quirófano para retirar todo el material que le sujetaba el brazo y a finales del mes de Junio recibía el alta.

Dos meses más tarde, el 27 de Agosto corrió el 70.3 Qujing en China, donde fue de vacaciones con la familia. Una prueba dura en la que siempre estás a más de 2000 m de altitud con 1000 metros de desnivel, 95% humedad, sol y calor.

Marcos acabó sexto del total de los grupos de edad con un tiempo de 4:33:32. Superó la natación su gran prueba de fuego con un tiempo de 34:15 y después realizó un gran parcial ciclista de 2:22:44.

Finalmente fue tercero de su GE consiguiendo la clasificación para Kona, pues la prueba daba slots al Mundial de IRONMAN, era su sueño pero lo rechazó ya que su familia, sus hijos, preferían ir a Sudáfrica. Había que elegir Mundial de IRONMAN o Mundial de 70.3, jirafas vs tortugas y sus hijos decidieron.

Mis hijos se deben a mí en cada carrera y es lo menos que se puede hacer por recompensarlos❤❤!!!

Ahora ya está centrado en septiembre de 2018, Mudial de 70.3 en Sudáfrica.

 

También podría gustarte Más del autor