Vicente Hernández; lucharé por el top 10 mundial

Un año muy completo despide a Vicente Hernández con grandes objetivos para 2017

Vicente Henández fue el tercer olímpico en Rio, algo que recordará toda su vida y que le ha metido de lleno en el selecto club de triatletas olímpicos españoles. Su temporada con este motivo de los JJ.OO se hizo más larga e intensa de lo previsto. Pero ahora ya piensa en 2017 donde espera mejorar en el Cto del Mundo de DO, este año finalizó en el puesto 18 del ranking con 1884 puntos de 6 resultados.

Hemos hablado con él para que nos cuente su experiencia

chenteLLegados a esta fecha la primera pregunta es obligada, balance de la temporada.

El año 2016 fue muy completo. Creo que el hecho de que empezase con el objetivo de conseguir la clasificación olímpica fue muy motivante, pero a la vez, adelanta el desgaste durante la temporada.

Es algo normal y previsible, por eso, trabajé mucho y finalmente conseguí mantener al margen las lesiones hasta septiembre, una asignatura que tenía pendiente. Mis objetivos variaron durante el año por distintas circunstancias y la preparación se tuvo que ir adaptando. No es la situación ideal, por lo que no me martirizo.

Hice buenos resultados, me mantuve varios meses en el top10 mundial, participé en mis primeros JJ.OO. y di un salto importante en mis entrenamientos. Es para estar contento, pero no satisfecho, por eso tengo ganas de seguir y de que llegue el 2017.

Finalmente logras estar en los JJ.OO. ¿Qué supusieron para ti y cómo cambió esa situación tus planes?

Supusieron satisfacción personal. Todos los triatletas que luchamos por la clasificación enfocamos nuestra vida al entrenamiento y al objetivo. Mantenerte concentrado en conseguir algo durante un periodo de tiempo largo y finalmente verte ahí y disfrutarlo, es algo que llena. Yo me sentía olímpico cuando terminé el 13º del Ranking Olímpico pero 4º español. Iban a ir 55 personas y me quedaba fuera por el cupo máximo del país y porque había tres deportistas españoles que habían competido mejor que yo. Finalmente, Javi tuvo muy mala suerte y ocupé yo su lugar.

Fue un cambio de planes porque, como es normal, yo había enfocado ya mi temporada a intentar conseguir un buen mundial. Al conocer la noticia, el objetivo pasó a ser el de llegar en el mejor estado de forma posible a los JJ.OO. Conseguí llegar muy bien, pero en el triatlón hay muchos otros factores que intervienen en carrera. Fue enriquecedor competir en una carrera de estas dimensiones y quedé satisfecho porque me vacié por completo.

¿Beneficios, en cuanto a tu carrera profesional, de haber estado en Río?

Creo que el mayor beneficio es el haber experimentado cómo es una carrera en los JJ.OO. y gestionar todo lo que envuelve a lo deportivo. En el futuro, este aprendizaje lo podré aplicar para tratar de seguir mejorando. La experiencia es un grado.

Ahora, más relajado en cuanto a presiones por estar en un trío para unos juegos, ¿qué objetivos tienes para 2017?

Quiero afianzarme en el top10 mundial. También probaré alguna cosa nueva fuera de la ITU.

Otra novedad fueron tus hábitos de entrenamiento ¿Cómo ha sido tu experiencia de entrenar con la grupeta de Javier Gómez Noya?

Muy buena, son un grupo de gente fantástico y desde el principio me recibieron con los brazos abiertos. Javi tiene una manera de hacer las cosas que te demuestra por qué es quien es y está donde está.

Es increíble su capacidad de trabajo. Hay mucha implicación en el grupo y se aprende mucho en él. Además, la unión de la grupeta mexicana ayuda mucho, son grandes amigos. Hay buen ambiente y esto hace que los días duros no lo sean tanto.

¿En qué variaron tus entrenamientos?

Cada entrenador y grupo son distintos. Yo hace dos años cambié de grupo y coincidió también con que me decidí a que el triatlón fuera mi actividad principal. El mayor cambio fue ese, las horas que le podía dedicar al deporte y al descanso. El entrenamiento en sí también es distinto, pero es un tema muy amplio.

Entrenamos los 7 días de la semana, de los cuales, uno (habitualmente el viernes) es de descanso activo, y hacemos una media de 3 sesiones al día los otros 6. Es un ritmo de entrenamientos que yo no llevaba en mi etapa de junior y sub23. Ahora, con 25, sí lo puedo hacer y estoy contento de no haber quemado etapas.

FOTOS: ITU – Triatlon Channel

También podría gustarte Más del autor