Un filete contaminado salva a un triatleta de ser sancionado por positivo

Un/a triatleta británico “pitó” con Clembuterol en la Gran Final de Cozumel

Cozumel, un paraiso del triatlon desde 2009, encierra peligro para los triatletas. Aun recuerdo mi estancia allí; un resort con cientos de triatletas, comiendo carne a mansalva sin saber del peligro que corríamos.

El caso del ” filete contaminado “, se ha resuelto con éxito para el/la triatleta al que se le encontraron restos de Clembuterol en sangre. Su defensa se llevó a cabo por el buffete de abogados Outer Temple Chambers.

Poco se sabe del caso, y al salir absuelto el deportista nunca se sabrá su nombre. La noticia la sacó el periódico británico The Lawyer, y después se ha difundido entre los medios especializados gracias a la revista canadiense Trimes.

El/la triatleta se trataría de algún miembro de la delegación británica, que acudió al Cto del Mundo de Cozumel. En las muestras se encontraron restos de Clembuterol, sustancia utilizada por los culturistas para quemar grasas que a su vez aumenta la energía y sirve como bronquiodilatador. Los niveles de Clembuterol hayados en las muestras A y B fueron bajos

Matthew Phillips, abogado del triatleta, presentó una defensa alegando que el consumo de carne contaminada antes de la prueba era la explicación más probable de los resultados adversos. Y en el caso concreto, dado que el uso ilegal de Clembuterol en la industria ganadera en México es enorme, las muestras encontradas llegaron a la sangre via consumo de carne mexicana. Otro argumento en su defensa fue que el atleta no fue advertido sobre el riesgo de comer carne en México.

Habiendo consultado a la AMA, la ITU ha decidido no oponerse a la sentencia, teniendo en cuenta que la defensa puede ser tomada como, posible y admisible.

doping-triatlon-uk

También podría gustarte Más del autor