¿ Los hongos afectan en el rendimiento ?

La micosis deportiva puede afectarnos en nuestro rendimiento

javier-torresJavier Torres Nuñez podologo deportivo y biomecánico de la pisada, nos habla de un tema en muchas ocasiones olvidado para el triatleta, los hongos y micosis deportiva

” En multitud de ocasiones pensamos que la podología deportiva se limita al estudio de la biomecánica y de los problemas que la pisada puede generarnos en la práctica deportiva, pero olvidamos que sobre toda esa musculatura y estructuras oseas hay algo que nos permite recibir sensaciones, protegernos de impactos y traumatismos, ser barrera frente a infecciones, etc. Nos referimos a la piel.

Y es de esas infecciones de las que voy a hablar brevemente y de como nos pueden repercutir en la práctica deportiva, siendo una repercusión leve pero que en ocasiones puede hacérnoslo pasar mal, son afecciones que no nos ocurren debido a la práctica deportiva como tal si no a las condiciones que se generan en el pie durante la misma o en los momentos posteriores a corto plazo, me refiero a las infecciones por hongos y bacterias del pie y de las uñas.

A nivel fúngico, malpensamos que el conocido “pie de atleta” es una infección de origen micótico (hongos) y no siempre es así, la mayoría de las veces es una infección bacteriana que tiene un muy buen pronóstico y una prevención tan simple como es el mantenimiento de los pies secos, los pliegues interdigitales retienen humedad ya sea en carrera por el calcetín usado o por la ausencia de este se acumula sudor y ese medio húmedo es un caldo de cultivo. Esta patología nos impide en ocasiones un buen apoyo en carrera debido al dolor que puede generar en el despegue lo que conlleva a generar malas posiciones del miembro inferior y dañarnos más de lo que en principio podría suponerse.

Otro de los casos más comunes con el que nos encontramos son las infecciones por hongos en las uñas, esas uñas que tenemos tan machacadas por la carrera.
En este caso y en base a mi experiencia personal es más que habitual que vengáis a consulta pensando que tenéis ese tipo de infección y casi siempre es erróneo, el principal problema que presentáis es una uña distrófica por los entrenamientos y carreras, esa uña dolorosa ya nos da una idea sobre la patología a tratar(los hongos no duelen) pero hay que vigilarla porque si esa uña tiene espacio libre bajo ella, una acumulación de humedad y restos cutáneos podrían generar una colonización de hongos cuyo tratamiento farmacológico si que puede repercutir a nivel deportivo por la toxicidad de los antimicóticos orales a nivel hepático.

Evidentemente aquí se explica de modo muy breve y sencillo, las infecciones requieren ciertas pruebas para asegurarnos de su origen, el tratamiento no siempre ha de ser el mismo, etc…aún así creo que como una base simple y sobre todo para quitarnos miedos puede sernos útil. ”

Javier Torres Núñez.

También podría gustarte Más del autor