¿ Se tendrían que suspender las pruebas en condiciones extremas por seguridad en los triatletas ?

Con la muerte del triatleta en el Ironman de Frankfurt donde se corrió a 40 grados, ¿ Creéis que se tendrían que suspender las pruebas en las que las condiciones pusieran en peligro la salud de los participantes ?

Hola Carlos

En primer lugar no sabemos si la muerte del triatleta en Frankfurt se debió a un golpe de calor, de todas formas no es el primer triatleta que muere ni será el último, incluso se han visto muertos en condiciones perfectas.

Yo creo que las condiciones meteorológicas, nunca deben ser un motivo de suspensión de una prueba. También hemos de matizar, según que condiciones, pues un huracán con vientos de 100 km/h o en un mar enfurecido con olas de 5 metros evidentemente lo más sensato es suspender la prueba.

Lo de Frankfurt el otro día fue duro, pero Hawaii es más extremo, Cozumel es inhumano, las pruebas asiáticas son terribles. También se corre en ocasiones con frío….

Lo que si que creo es que las pruebas tienen que ser voluntarias el correrlas o no, de hecho el otro día en Frankfurt hubo 300 participantes que con el calor que se anunciaban no quisieron salir. Lo que está claro es que en el momento que tomas la salida sabes a que te expones.

Es como en San Fermín, ahora en pleno apogeo, hay riesgo de ser corneado, pero eres libre de lanzarte o nó. En todos estos casos siempre queda el consuelo de que el que ha muerto lo hizo haciendo lo que le gustaba.

Sinceramente, en estos últimos tiempos hemos visto suspensiones de pruebas, porque al organizador le ha temblado la mano en condiciones cuasi normales. Pienso que es injusto para el que realmente entrena, que por culpa de gente que llega al triatlon como el que va a la esquina a por el pan, pruebas se hayan tenido que suspender perjudicando a verdaderos triatletas.

En definitiva, el que hace triatlon sabe que se expone a elementos externos, si no puede con ellos que no salga, pero que luego no la monte.

A muchos organizadores les animaría a que antes de suspender una prueba, en condiciones que mucha gente puede afrontarla, se lo pensaran antes y no favorecieran a gente no preparada para perjudicar a gente preparada.

También podría gustarte Más del autor