Donde está el límite

Un triatleta entra en meta en suspensorios en el triatlon de Peñíscola, dando un giro de tuerca a los límites del triatlon.

Muchos son los aspectos que están haciendo que el triatlon esté pasando de ser un deporte serio a un circo.

Un deporte que forjaron gente que se machacaba y lanzaba al vacío sin miedo a combinar deportes que hace 30 años se consideraban contrapuestos y perjudiciales combinarlos, un deporte en donde la gente iba a competir y mejorar sus marcas, y sobre todo un deporte que creaba adicción a la vez que te hacía sentir físicamente mejor. Pues bien fundamentalmente alimentado por las redes sociales, donde la gente hace lo que sea por un me gusta, el triatlon se está convirtiendo repito, en un circo.

Se ve de todo:

-Gente contando o inventando escusas estrafalarias, para justificar una cagada.

Competiciones adulteradas, en las que a las de igual que haya filosofía tramposa de salida, el caso es recaudar.

Ctos Internacionales Oficiales que rozan lo absurdo, en los que prácticamente va quien paga, no hay pruebas de selección y solo se presentan deportistas locales, encima a la vez dos distancias sobre lo mismo.

Gente vendiendo humo sin ningún tipo de pudor; este caso es curioso, a quien no le ha pasado que en una conversación en un círculo fuera del triatlon, hay alguien que te dice pues yo tengo un amigo que su hijo es campeón de España de Triatlon, todos tienen campeones conocidos, sin duda derivado del punto anterior

etc, etc….

Ahora en Peñíscola hemos visto el último grito, un tipo finalizando en suspensorios, eso si, con medias de compresión, al parecer tenía claro que piernas se le podían hinchar. No entendemos como una persona puede hacer una cosa así, pero el objetivo cumplido, HA SALIDO EN LAS REDES SOCIALES.

Los jueces de la FVT le descalificaron al entrar en meta.

Todo esto hace que nos planteemos una pregunta

¿ Donde está el límite ?

triatlon en estado

También podría gustarte Más del autor