Retomar entrenamientos y hábitos después de Navidad

El precio de los “excesos navideños”

sonia_bejaranoSonia Bejarano nos ayuda a retomar y recuperar de las Navidades

Cada vez somos más los que a pesar de los días festivos y de los compromisos navideños sacamos tiempo para entrenar, sin embargo es inevitable que nuestra rutina se haya visto afectada por las cenas y comidas, reuniones familiares, modificaciones en nuestro horario (a menudo acostándonos más tarde) y en nuestra dieta habitual.

Todas estas situaciones han afectado a nuestras sesiones de entrenamiento, bien porque nos hemos “escaqueado” de alguna o hemos hecho cambios para adaptarlas lo mejor posible a nuestro ritmo de vida navideño. Además las modificaciones en la dieta (hemos bebido y comido más de lo habitual y de lo necesario), también han ayudado a que en estos días hayamos entrenado sintiéndonos un poco más pesados.

Durante estos días de Navidad nos hemos amparado en excusas para permitirnos una copita más, un dulce más o “recortar” en nuestra sesión de entrenamiento pero a partir de ahora ya no podremos engañarnos más y tendremos que empezar a ser inflexibles con nosotros pues las competiciones están a la vuelta de la esquina.

Antes de ponernos drásticos y tomar medidas en el asunto de nuestra preparación lee estos consejos para coger nuevamente los hábitos correctos de manera gradual:

-Vigila tus horarios de sueño. Durante las fiestas seguramente hemos retrasado nuestra hora de ir a la cama. Intenta ir adelantando este horario en la primera semana tras las “vacaciones” para que vuelvas a descansar como es conveniente.

-Atención a tus comidas. También es probable que en estas 2 semanas hayas aumentado 1-2kg de peso, bien por retención de líquidos bien porque nos hemos pasado en las sobremesas. Corta con los alimentos extras que no te aportan nada salvo calorías de más y evita tenerlos en casa. Si tienes sobras prepara tapers para el congelador o dosifícalas en varios días.

-Progresión en tus entrenamientos. Puede que hayas perdido “sensaciones” entrenando y que te cueste un poco más aunque sigas (con suerte) manteniendo los ritmos en las series. No lo fuerces, en dos semanas volverás a fluir como antes, simplemente da tiempo a tu cuerpo para que queme y se desintoxique de todos los excesos pero se fiel a tu compromiso con los entrenamientos a pesar de que no vayas tan rápido como te gustaría.

-Vuelta a la competición. Si has estado muy centrado y has seguido entrenando con rigor soviético podrás competir sin problema sin embargo si te has soltado la melena en Navidad toma los resultados de la inmediata competición con perspectiva. Seguramente necesites un pequeño margen para estar nuevamente competitivo pero a finales de enero deberías haber superado con creces los estragos navideños.

Deja de poner excusas y vuelve a los entrenamientos y a afrontar las competiciones. Lo mejor de 2015 está por llegar y para eso debes empezar a trabajar ¡YA!.

http://www.soniabejarano.es/

También podría gustarte Más del autor