Consejos para sobrevivir a las Navidades

Como entrenar mejor en las Navidades.

Captura de pantalla 2014-12-23 a las 23.07.10Estas navidades tendremos más tiempo libre, pero también más tentaciones, peligros y handicaps de rendimiento extras que nos pueden hacer perder la forma, aquí unos consejos para superar estos “posibles contratiempos”

Un contratiempo sobrevenido son los viajes, en muchos casos tenemos que viajar a otra ciudad para estar con la familia, si es familia política peor aun, pues encima durante el viaje te vas creando un sentimiento negativo que al llegar te puede pasar factura para entrenar y perder un día.

Aquí el consejo es atrasar el viaje una/s horas y quitarte el entreno antes. Requiere gran fuerza de voluntad pues supuestamente lo harás al alba, y en bici no es viable, en rodillo tampoco por las horas y el ruido que generarías, y las piscinas a esas horas suelen estar cerradas. Con ello lo mejor es una sesión de carrera a pie, abrigado y zonas iluminadas.

Otro consejo tras un viaje es llegar y lo primero es lo primero entrenar, pues te puede dar pereza si deshaces el equipaje y demás.

Otro handicap pueden ser los hijos, ¿ que pasa si tu pareja trabaja y se quedan a tu cargo ? Dos opciones, sesión de rodillo si las limitaciones de la casa lo permiten, y les engañas con una peli o tablet.

O la técnica de las guarderías supermercado, existen muchos centros comerciales que tienen zona de guardería para niños, dejan hasta una hora y media, despues presentas un ticket de compra y te los llevas. Aquí puedes sacar una hora y media para irte a correr, un consejo intentar hacer una compra mínima antes para ir con el ticket, y a ser posible no ir de running a dejar a los niños.

Por otro lado, en el mismo caso de cuidado de los hijos, pactar con la pareja que cuando venga de trabajar, nos deje un tiempo para entrenar, así que en el caso de bici, que las horas de luz son escasas, esperarla vestidos de ciclista, y tal cual aparezca por la puerta salir pitando.

Otro aspecto son las comidas, aquí un consejo intentar beber en exceso, nos dejaría tocados por un día.

En cuanto a las cenas de Navidad, los dos días señalados, vengaaaaaa que estamos en Navidad y un capricho no hace daño: es aconsejable comer lo que te apetezca, y saltarse la dieta los que la estén llevando, eso sí con moderación, no llegar al hartazgo.

Postres navideños, pocos. Es demostrable lo mucho que cuesta perder los kilos que te sobran y lo fácil que es coger y sobrepesar, más con estos alimentos.

Visittas navideñas: De aquí no nos libramos, son horribles y en muchos casos compromisos que ni nos van ni nos vienen, pero hay que estar. Este consejo puede parecer de friky ¿ os imaginais dos horas en casa de alguien soportando el protocolo ? Podemos sacar petroleo de la visita; gimnasia contractiva, abdominales con respiraciones de contracción del suelo pélvico, series de gemelos, triceps estirándo el brazo y contrayendo el músculo, etc, etc…. Podemos también hacer algún que otro estiramiento.

Eso si todo de forma disimulada. Imaginaros la escena la visitada hablando y tu haciendo escorzos.

Precauciones en días conflictivos, sabemos que hay tradiciones de salida en bici el día de Navidad y el de año nuevo, son fechas complicadas, igual que reyes y el 24, 31 y 05 a la tarde. Gente muy alcoholizada al volante que suponen un peligro de atropello. Si no queda más remedio intentar ir a recintos cerrados al tráfico, en Madrid por ejemplo Casa de Campo. Sino hay más remedio, zonas con visibilidad y extremar precauciones.

Sindrome de piscinas cerradas, muchas piscinas cierran varios días por motivos de las fiestas. Aquí es conveniente saber bien los horarios especiales, y adaptarse, suele pasar ir a entrenar y encontrarse con las puertas cerradas. También aconsejable quitarse las sesiones de natación los días en que esté abierta, aunque sean seguidas en días y luego no tocar agua el resto.

 

 

También podría gustarte Más del autor