Clemente Alonso también hará el doble – doble

IRONMAN de Arizona, y IRONMAN de Cozumel en dos semanas, despedirán el triunfal año de Clemente Alonso.

Clemente Alonso
Clemente Alonso

Clemente Alonso ha vuelto a sus grandes épocas, después de su IRONMAN de Barcelona, un recital y una alegría para sus fans, entre los cuales somos número uno, que dejan al salmantino con una moral tremenda de cara a los siguientes meses y al próximo año.

Hemos hablado con él sobre IRONMAN Barcelona y sus planes futuros

Tras seis semanas de un segundo puesto en Copenhague, ¿ cómo has visto que te ha respondido el cuerpo en Barcelona? Evidentemente bien, porque has ganado 

Las sensaciones en general no han sido buenas, aunque los ritmos hayan sido rápidos. A 12 días de la prueba empecé a notarme más cansado de la cuenta y esas sensaciones no se marcharon ya y, al estar haciendo puestas a punto mucho más cortas al competir cada 6 semanas, tampoco tienes el margen de maniobra de un tapering normal; evidentemente sé que no estoy para quejarme, pero no me sentí muy bien.

Nadando no me encontraba cómodo para una mar picada; si hubiera estado en calma hubiera podido nadar mucho más rápido, pero como ocurre a menudo con el mar, así sale un grupo más grande de lo esperado. Quizá me relajé un poco preparando la natación. En bici esperaba ir mejor y corriendo tiré más de oficio y rabia que otra cosa, creo que tengo aún un trecho por recorrer para volver al nivel de 2012 a pie.

Cuéntanos un poco por encima, cómo fue la carrera desde dentro.

Estoy un poco descontento y decepcionado con cómo no se respetó la distancia legal en cabeza de carrera, que entiendo que en cuestas sin querer puedas acercarte o si el de delante afloja te eches encima, pero o adelantas o te levantas del acople o frenas para “fabricar” esos 10m de distancia.

En cuanto a la carrera a pie supongo que fue muy emocionante para el público, con cambios de liderato cada dos por tres. Al final hubo un mano a mano que, cosa rara en la maratón de un IM, hizo que la estrategia cobrara relevancia y que fui capaz de resolver con éxito.

¿ Era questión de estar tiempo entrenando para conseguir estos resultados o has variado alguna cosa?

Primero decir que todo este tiempo de lesión no he parado de currar como un burro, creo que sí se ha traducido en mejoras en la bici (en la de crono) que aún no he conseguido sacar a relucir en competición. En cuanto a cambios, al competir cada 6 semanas, he cambiado cosas en la puesta a punto (por cuestión de plazos exclusivamente y me estoy llevando algunas sorpresas que no me esperaba sobre cómo se rinde con taperings mucho más cortos.

También he hecho alguna variación con la que sigo experimentando, como pueda ser usar platos Osymetric y volver a bielas más cortas para ganar algo de drop y mejorar aerodinámica, pero estos son cosas muy personales con las que no conviene generalizar ni pensar que son el remedio mágico. Creo que además he metido más horas de cabra que para otras preparaciones de IM, ya que normalmente me tira más llevarme “la flaca” al monte…

Después de estos dos grandes resultados, tu clasificación a Kona está prácticamente conseguida. ¿ Cómo tienes previsto acabar el año y por qué ?

No creo que mi clasificación esté “conseguida”, es más, no sé siquiera si tengo la mitad de lo que necesito. Mi idea es correr en Arizona, con el mismo planteamiento que para Barcelona en cuanto a plazos y entrenamientos, aunque espero llegar mejor a pie, y, ya que estoy por allí, correr dos semanas después Cozumel, casi más como experimento como entrenador para ver cómo responde el cuerpo que para conseguir unos hipotéticos puntos que me puedan faltar tras Arizona, que era la idea inicial del doblete, pero sospecho, que no voy a ir muy allá en el segundo, si es que consigo acabarlo, por lo que iré con un enfoque muy “lúdico”, por decirlo de alguna manera.

 

También podría gustarte Más del autor