Un entreno de carrera a pie a sensaciones

Escuchar al cuerpo y llegar lejos, objetivo del entreno de carrera a pie por sensaciones.

correr_por_sensacionesCuantas veces hemos salido a entrenar a pie suaves o a hacer un simple rodaje y nos hemos encontrado muy bien. Esos días que llegamos a casa tras una tirada a pie y parece que no hemos hecho nada, pues apenas nos hemos cansado.

Son días en los que vamos corriendo y tenemos la sensación de tener tres marchas más en la recámara.

Pues bien el entreno propuesto es el de convertir un día de esos en un entreno muy potente de calidad. Para ello es fundamental escuchar al cuerpo, normalmente cuando estamos en forma saldrá solo. Este entrenamiento lo considararemos como un extra en una semana específica, no lo vamos a hacer cada semana, pues realmente estamos sustituyendo el día suave o regenerativo por uno fuerte.

Para los que les guste, pueden dejarlo en la rutina de entrenamientos como uno de los días fuertes, pues al final estamos haciendo un trabajo de calidad, con el cuerpo agradecido, sin la presión de tiempos o de series.

ENTRENAMIENTO

Comenzamos muy suave vamos entrando en ritmos más fuertes, pero poco a poco, llegamos a un momento en el que el ritmo que llevamos notamos que es elevado y con el que nos encontramos “cómodos”. En esos momento mantenemos ese ritmo hasta que podamos, el tiempo es ilimitado, cada uno verá lo que puede aguantar, pero es importante no ir a cambios de ritmo o tirones. Finalmente cuando hayamos parado terminamos con 5 minutos suaves.

Se trata de ir escuchando al cuerpo. En esta ocasión es el cuerpo quien manda, por ello aunque llevemos el GPS, no es conveniente ir mirándolo, para evitar obsesionarse con el ritmo. Lo dejamos en modo crono y cuando lleguemos a casa lo miramos.

También podría gustarte Más del autor