Visita al Hotel Viva Blue

El Viva Blue, una joya para desconectar entrenando a lo PRO.

Este fin de semana nos acercamos a conocer las instalaciones del Hotel Viva Blue en la playa de Muro en Mallorca. Nos sorprendió el enorme número de ciclistas que circulan por la zona: cientos y de todos los niveles.

Acompañados por el director del hotel Miguel….y por los triatletas José Almagro y Arrate Mintegui ,haciéndonos la doble función de guías y compañeros de entrenos, lo primero que hicimos fue darnos una vuelta por todo el complejo , empezando por el restaurante, un bufet muy variado y en el que prima la comida sana ya que la mayoría de los huéspedes son deportistas o familias: hay pasta , pescados y carnes a la plancha, arroces, todo tipo de panes, pero siempre preparados de manera saludable , nada de pesadas salsas y fritangas, aunque siempre nos podemos saltar un poco la dieta con un poco de deliciosa sobrasada local. El servicio es rápido , muy amable , eficiente y está acostumbrados a lo mucho que tragamos los deportistas.

Lo siguiente que cualquier triatleta busca es una piscina, ….aquí hay seis, pero la que todos buscamos está separada, es de 25 metros, exterior, climatizada, con corcheras y reloj, además de tablas y pull boys.

No tardamos mucho en meternos a compartir entreno con un grupo de alemanes en una de las calles que siempre hay a disposición de quien llegue. Al haber tantas piscinas disponibles esta solo se utiliza para entrenar, aunque no hay que dejar de visitar la climatizada exterior con todo tipo de chorros de masaje, ideal para después de cualquier palizón.

Otro de los platos fuertes es la zona dedicada al ciclismo, una enorme cámara donde se almacenan las bicis de los clientes con total seguridad ya que dispone de unos candados y hay un estricto  control de acceso. En ese mismo área se encuentra una zona para el lavado de bicis y un taller donde también se pueden alquilar  bicis de mucha calidad y en perfecto estado (se renuevan constantemente). Allí me ajustan una Cannondale   Synapse con Ultegra de 11v prácticamente nueva. Lo primero que pienso es que traerse la bici desde casa es absurdo, esto sale más barato de lo que te cobra cualquier compañía aérea , con el añadido del engorro y el riesgo que supone viajar con tu propia bici.

Junto a José y Arrate salimos a explorar los alrededores. Si no llevas la ruta preparada no tienes más que acoplarte a cualquiera de las cientos de grupetas que pasan por la zona, incluso de las que salen del hotel.
La idea es llanear un par de horas y subir un puerto, el coll de Femenia, asfalto perfecto casi todo el camino y compañía constante de grupos de ciclistas de todas las edades y niveles, cosa que se nota también en el respeto que los coches tienen por nosotros. La subida es , como todo el paisaje de hoy,  espectacular . En la galería de fotos os podéis hacer una idea con el mar de fondo y mas ciclistas como compañeros de fatigas.

Volvemos al hotel con la sensación de que esta isla está hecha para montar en bici. Bajamos al Spa a relajarnos un rato , ya que el gimnasio y sala de spinning pese a estar muy bien equipados podrían acabar con las pocas fuerzas que nos van quedando y luego nos apetece darnos una vuelta por las terrazas y tiendas de la zona (no va a ser todo machacarse).

Dejamos para el día siguiente un pequeño rodaje por la zona, aquí lo hacemos por el paseo marítimo ya que no queremos hacer mucho , pero nos informan de que hay caminos de tierra donde rodar con tranquilidad.

viva_blue_majorcaCon semejante tute se agradece la distribución de las habitaciones, donde hay un gran salón con TV , cocina y nevera separado del dormitorio y la comodidad de las enormes camas (aquí hay mucho alemán y el tamaño es German size).

Resumiendo , estamos ante un sitio perfecto para la práctica del triatlón,
-a menos de una hora en avión
– instalaciones modernas y amplias
-ambiente deportivo y familiar
-bufet abundante y sano
– piscina perfectamente equipada
– instalaciones pensadas para el ciclista
– personal atento y eficaz.

Los alemanes ya lo saben desde hace tiempo , así que ahora solo falta que los españoles empecemos a disfrutar de lo que tenemos aquí , además a precios muy ajustados

Escrito por : Alejandro Pelayo

También podría gustarte Más del autor