Anton Ruanova lo deja temporalmente

Anton_RuanovaEl subcampeón de España de Triatlon, deja temporalmente la Elite para formarse laboralmente.

Pocas horas para entrenar, y volcado en su Master de posgrado, hacen que Antón Ruanova tenga que dejar el triatlon de alta competición, al menos temporalmente. Una sesión al día por las noches, es lo único que puede permitirse, por supuesto después de una dura jornada de estudios y proyectos. Esto ha hecho que Antón correrá poco en 2014 y al nivel que pueda, solo por España y Portugal.

Aquí su comunicado:

” Tras 13 años luchando y disfrutando del triatlón, justo cuando había hecho realidad el sueño de poder dedicarme profesionalmente al deporte, tomo la decisión de hacer un alto en este camino. Desde octubre estoy en Madrid cursando un Máster en Gestión Internacional de la Empresa (MBA) gracias a unas prestigiosas becas del ICEX (Instituto de Comercio Exterior). Esta formación sirve como paso previo para trabajar durante un año en una embajada española en el mundo e iniciar así mi carrera laboral. Tampoco es un camino sencillo, pero como hice en el deporte, ¿quién no está dispuesto a pelear cuando hay ilusión?
Esto significa distanciarme, al menos durante un tiempo, de la práctica del deporte de alto nivel, esa llama que iluminó mi vida durante estos 13 años. Justo ahora que soy vigente Subcampeón de España; que la ilusión era máxima tras verme peleando de tú a tú con los mejores del mundo como prueban ese 6º y 12º lugar en las Copas del Mundo de Huatulco (México) e Alicante (España) respectivamente. Justo ahora que era rentable económicamente el esfuerzo de tantos años gracias a competir con grandes clubs en España, Francia, Portugal y Alemania.
La decisión no fue fácil. Siempre me quedará la duda de no haber perseguido con mayor firmeza una oferta para cambiar de nacionalidad y luchar por estar en los JJOO de Rio’16. Negociaciones que infelizmente no se pudieron concretar. Ojalá un día exista en España una cultura deportiva, y no de personalismos e ídolos, que permita a los deportistas vivir dignamente con algunas garantías de futuro.
Miro hacia atrás y me siento privilegiado de haber cumplido mi sueño de adolescente: competir por el mundo siendo internacional desde 2005, luchando contra los mejores y contra mí mismo día a día. Recuerdo especialmente ese primer viaje a Grecia para disputar un Campeonato de Europa Júnior, donde acabé delante del hoy oro olímpico, Alistair Brownlee. Muchas carreras. Pasión. Algunas victorias. Sueños. Alguna derrota. Aprendizaje. Siempre existen lesiones. Reinvención. Varios huesos rotos. Tenacidad. Muchos viajes. Muchos amigos. Muchas lágrimas de esfuerzo. Algunas de satisfacción que recompensan sobre manera cualquier momento duro. Pero sobre todo: miles de experiencias. Imborrables.
Quiero agradecer el incondicional apoyo de mi familia, amigos y entrenadores (César Varela, Diego Álvarez e José Rioseco). Así como a todas las marcas que me ayudaron e ayudan, destacando especialmente a New Balance y Massi, y al esfuerzo de Pepe y Pelé. A mi club: Arcade Inforhouse Santiago, seguiré compitiendo cebra y haciendo las labores de Director Técnico. No me olvido tampoco de otra gente muy importante en mí día a día como triatleta: compañeros (y amigos) de entrenamientos, personal de las piscinas, pistas de atletismo,… y tampoco de mi familia sudafricana. Gracias también, por qué no, a la Federación Española, especialmente a su antiguo Director Técnico, porque con sus zancadillas me hizo más fuerte y tenaz.
Quiero mirar hacia delante. Sólo me aparto, quizá temporalmente, del triatlón profesional. Pero no me distancio del deporte. Sigo entrenando cada día dentro de las posibilidades que me deja el Máster. La responsabilidad se traslada desde un mono de carreras a las sesiones de biblioteca. Pero la pasión por crecer, aprender y disfrutar sigue intacta sea frente a un libro o en una línea de salida de alguna carrera. Seguiré acudiendo a las pruebas y peleando siempre que sea posible. Y siempre gritando: LUME! “

También podría gustarte Más del autor