Mir, la triatleta mendiga

mendiga pijaPaso la semana de antes del Ironman viviendo como una mendiga en soliralidad con sus ex empleados.

Mir Coler de 49 años, se quedó sin trabajo hace unos meses cuando su cadena de restaurantes en Detroit, entró en bancarrota.

Afortunadamente ella pudo salir adelante por sus contactos, aunque su calidad de vida se vio afectada. Sin embargo antes de la quiebra logró su slot para Kona y pagó el viaje, con lo que se presentó en la isla para estar presente en el Cto del Mundo de IM.

Su historia la descubrimos de casualidad; mientras que estábamos cubriendo la carrera de calzoncillos, la encontramos en la playa tirada como una mendiga, y nos extraño que tenía ropa de triatleta consigo y manejaba la tablet como si de una botella de vino se tratara, con lo que la decidimos preguntar. Coler decidió ir a la prueba, como si fuera una mendiga, haciendo un homenaje a alguno de sus ex empleados que se quedaron en la calle literalmente.

” Vine a la prueba sin nada, me siento mal por lo ocurrido a gente que estuvo conmigo durante años, no haré ningun tipo de gasto o derroche que no sea correr la prueba, no podría moralmente pasar aqui unas vacaciones mientras que otros no tienen ni para comer “

Mir paso la semana entre cartones en la playa, comiendo de los puestos de avituallamiento y sobras de los restaurantes, su higiene personal la cuidaba en la ducha de la playa, al menos durmió al lado de los boxes, y unos amigos la cuidaron sus cosas durante los días previos, además el día de la pasta party hizo una copiosa ingesta de hidratos.

” Estar en Hawaii era una oportunidad que no podía rechazar, en solidaridad con mi gente he decidido correr así, espero llegar al final y poder cambiar el sigmo de mi vida “

Finalmente Coler no pudo acabar, llegó muy mermada de fuerzas y cansada, por lo que en el segmento ciclista puso pie a tierra. Tras su retirada durmió esa noche bajo techo.

Foto: Triatlon Channel

 

 

También podría gustarte Más del autor