Ser la mujer de un IRONMAN

Angeles de Tomasi nos cuenta su experiencia en su preparación para el IM.

Hace unos fines de semana fuimos a Veracruz, Juan se anotó en el Triatlón de largas distancias “Fuga isla de sacrificios” (Medio IRONMAN)  a modo de entrenamiento para su próximo IRONMAN, el 18 de Mayo en Texas.
Primeros sacrificios de MIS programas, desveladas, ansiedad, mal humor, quejas…en fin, empezó el resto de mi vida.
Obviamente yo era su porra, la única…me divertía la idea de verlo, pero son 6 horas, calor, humedad, pelo, pegote, soledad…pero para no pensar en negativo me aferre a la idea de conocer Veracruz y le puse buena cara. Partimos el sábado para regresar el domingo (5 horas de viaje) y no necesite llegar para darme cuenta de que no iba a ser una buena oportunidad para conocer Veracruz. A las 10 teníamos que estar en la cama para despertarnos a las 6, hacer la competencia y volver…para el era super emocionante…para mi? Uff que fiaca, pero no importa, nuevamente tome la decisión de volver a poner buena cara.  
El día de la competencia.Nadada: 1.9 km – Bicicleta: 90 km – Corrida: 21 km
Juan dice que su punto débil es la nadada, que es muy bueno en la bici y corriendo y ahí recupera el tiempo perdido en el mar. Ese día el mar estaba muy picado, había mucha corriente y yo estaba al borde de un ataque de nervios. Quien en sus cabales va a nadar en este mar 1.9 km?, que peligro, que miedo, que estres, que frío  que flojera, que sueño. Sonó el silbato de arranque y se fue nomas… al cabo de 30 minutos empiezan a salir los primeros, con unas espaldas impresionantes, y como Juan me dijo que era malo, estaba tranquila porque Juan iba a llegar en por lo menos, 20 minutos…pero no. Salió del agua antes del pelotón, y ahí empezó mi felicidad. Yo estaba en primera fila, obvio. Y en cuanto paso y me choco la mano me olvide de todo: los sacrificios, las desveladas, la ansiedad…empecé a gritar y a alcanzarlo a la transición, para que, mientras se prepare para la bici (ponerse el casco, tenis, etc.) yo podía hablarle. Efectivamente lo alcance, y le empecé a hablar, el no entendía por qué le hablaba….yo no podía parar, me contó que el mar estaba terrible, yo le dije que lo había hecho muy bien, que si tenía frío  que yo estaba emocionada, que se ponga bien el casco, que si quería tomar agua, que se hidrate, que era uno de los primeros en salir, etc, etc, etc, me sonrió y se fue. Yo creo que no escucho nada de lo que le dije…pero no importaba.
Yo recibiendo a Juan cuando llego a la meta.
Una vez que arranco en la Bici vi un bloque gigante en el boulevard de la calle, decidí iba a ser el lugar desde donde lo iba ver pasar varias veces y desde arriba. Ahí me instale con otras personas, charlamos un montón, todos me preguntaron que por qué no hacia yo el medio IRONMAN ya que estaba vestida de atleta y tenia puesto mi reloj GARMIN. Yo me reí, el reloj, obvio me lo regalo Juan para mi cumpleaños…y mi outfit me lo fui a comprar después de la primera vez que salí a correr, pensé que si gastaba plata en ropa para correr, iba a tener que salir a correr a fuerza. En fin,  le gritábamos a todos y entonces… lo vi pasar… 10 veces en la bici. Le grite hasta cansarme, dándole ánimo, fuerza y energías. En el momento que va a dejar la Bici para empezar a correr yo no lo podía creer, iba en 3er lugar de toda la competencia! Era la 3er persona en hacer la transición! No sabía a lo que iba….sabía que era bueno, pero 3ro de 750?. Me emocione. Lo veía pasar correr y sabía que iba a llegar 3ro…pero me equivoque.
Me puse a charlar con el fotógrafo y le comente que estaba en los primeros lugares, me dejo pasar al lugar de la meta para recibirlo. Llego el primer puesto….y el segundo: él. Me enamore, otra vez. Emoción. Foto. Nervios. Todo. Ahí mismo, en ese momento , cuando se le quiebra la voz, se me aflojan las piernas. Segundo de la competencia, Primero en su categoría, momento increíble.
En ese momento aprendí que a pesar de que para los dos sea un sacrificio, llega el día en el que sentís que todo el esfuerzo vale la pena, y te olvidas de las quejas, de las desveladas, ansiedad, todo. No me perdería por nada su próxima competencia, verlo así, de nuevo, feliz. 

Sí, quiero esto.

También podría gustarte Más del autor