Homenaje a Omar González

Detrás de la medalla de Gómez Noya, hay un gran trabajo de Omar Gónzalez.

Pasados ya unos días del mayor éxito del triatlon español en unos Juegos Olímpicos con la medalla de plata de Gómez Noya, nos gustaría destacar a una persona que ha tenido mucha culpa de lo ocurrido.

Se trata de Omar González, quien no solo ha sido su entrenador, sino su hermano mayor, confidente, psicólogo y sobre todo amigo durante estos cuatro últimos años.
Omar ha sido la sombra de Javi por todo el mundo, un trabajo que pese a que varias veces hemos podido oir símiles futbolísticos como es que… entrenar al Real Madrid….. “ Entrenar a Javi es facilísimo pues es un crack ”, nada más lejos de la realidad. En efecto Omar cogió a un superdotado, pero le hizo progresar para poder llegar a esa medalla.

Durante estos 4 años hubo de todo, desde un Cto del Mundo, a resultados no previstos. Sin embargo el trabajo diario finalmente dio su fruto e hizo que Javi llegase al día clave de este ciclo dando lo mejor de si mismo. Y digo lo mejor, puesto que si miramos los enfrentamientos entre Alistair y Javi en el último año, es decir desde la prueba de Madrid 2011, se habían saldado con victorias para el inglés cercanas al minuto, menos en la Gran Final de Pekín 2011 donde fueron 20 sg y Laussane donde ganó Javi. Es decir que Javi llegó a su 100% en Londres donde solo 11 sg le separaron del oro.

Omar siempre ha estado con él, a pie de piscina tomándole tiempos y puliendo detalles, a pie de pista, tirando de él tras moto…. y sobre todo diseñando unos entrenamientos y una metodología, que aun siendo un superdotado le han permitido mejorar sus registros en las tres disciplinas.

Fue una tarea dura, pues cuando lo cogió ya era el número uno del mundo, y superar las marcas de un número uno no es nada fácil, pues los márgenes de mejora suponen romper la barrera de los límites del ser humano.

Sus entrenamientos alternativos y específicos han sido claves, horas y horas de ejercicios de técnica, de fortalecimiento preventivo de lesiones, de corrección de pisada, de fuerza específica han dado sus frutos.

Lo que más me impresionó de este tandem, en las pocas ocasiones en las que les vi entrenar, es como Javi afrontaba los entrenamientos sin saber que le tocaría, simplemente llegando, escuchando y ejecutando….. algo que da una idea de la confianza en lo que hacía.

Pero la labor de Omar no solo se ha quedado en poner, diseñar y controlar entrenos. Una persona como Javi tiene multitud de compromisos extra aparte de las carreras, para ellos ahí estuvo Omar durante cuatro años, para quitarle el máximo de obligaciones, de trabajillos extra, que permitieran a Javi dedicarse a descansar y recuperar.

Planificar los viajes, amoldar las cargas de trabajo a los compromisos adquiridos, encargarse de todo lo que le pudiera quitar tiempo a Javi para entrenar y descansar.
En definitiva una labor en la sombra, nada fácil que ha cumplido con éxito.

También podría gustarte Más del autor