Entrevista a Iñigo Mújica

Iñigo Mújica nos habla sobre el Cto del Mundo de Vitoria.

La Organización del Cto del Mundo de Vitoria, entrevistó a Iñigo Mújica, entrenador del Ainhoa Murua y Hector Llanos y 10 años entrenador de Eneko Llanos.

P. Vitoria está de moda. Además de celebrar el Mundial de Triatlón de larga distancia, algunos países eligen la capital vasca como sede para sus concentraciones. Hablamos de la selección de natación de Estados Unidos con Michael Phelps a la cabeza

R- Es cierto. La selección americana de natación tiene confirmada su presencia en verano de 2013. En principio, tienen un acuerdo para estar entre el 10 y 17 de julio aproximadamente. El objetivo es preparar el Mundial de natación que se celebrará en Barcelona. Yo les propuse la posibilidad de entrenar en Vitoria después de consultar con el Ayuntamiento la disponibilidad de la instalación de Mendizorroza, previo pago de las tarifas correspondientes, y les gustó la idea. La planificación les encajaba, con una piscina de 50 metros, buenas condiciones de entrenamiento, un hotel cerca, además de poder desplazarse de manera cómoda a Barcelona.

P- La selección de triatlón sub 23 de Australia repite experiencia desde hace años y volverá a Vitoria por quinto año consecutivo.

R- Sí, hay un par de  grupos de entrenamiento, la mayoría sub 23 que viene desde hace unos años. Ellos establecen Vitoria como base de sus entrenamientos del verano europeo y  a partir de aquí se desplazan a diferentes carreras por toda Europa.

También hemos tenido en Vitoria a la campeona olímpica de Pekín y tres veces campeona del Mundo, Emma Snowsill que estuvo hace dos años.

Está claro que Vitoria reúne todo lo que necesitan. Las condiciones para el entrenamiento de ciclismo y carrera a pie son excelentes y a eso sumamos la piscina de 50 metros de Mendizorroza que facilita aun más ya que disponen de veinte calles de veinticinco metros y no provoca ningún perjuicio a los usuarios.

P- ¿Es un premio para Vitoria celebrar el Mundial de Triatlón de Larga distancia?

R- Yo diría que es un premio para la ciudad pero también para los hermanos Llanos.

Ellos son pioneros en el triatlón a nivel estatal y en Euskadi.

Llevan toda la vida desplazándose a cualquier rincón del mundo para competir en grandes eventos y el poder disputar un campeonato del mundo en su propia casa es un privilegio y un lujo. También supone una presión añadida, pero bienvenida sea porque se compensa con la satisfacción de competir delante de tu familia, tus amigos y  todo tu entorno.

P- ¿Afronta Eneko Llanos este Mundial en el mejor momento deportivo de su carrera?

R- Si, sin duda. La pasada temporada fue una de las mejores, a pesar de dos carreras que no salieron como estaban previstas. El año anterior también fue redondo con la consecución del Campeonato de Europa. Por lo tanto, creo que Eneko está en su mejor momento y que todavía le quedan unos cuantos años de dar todo lo que puede dar. Esperemos que este año sea igual o mejor que los dos anteriores y que consiga un buen resultado en el Mundial.

P – El haber conseguido terminar un triatlón en menos de ocho horas ¿le encumbra como uno de los mejores triatletas de la historia?

R- Es uno de los grandes. Son varios los triatletas que han logrado bajar de las ocho horas, pero es cierto que está entre unos pocos elegidos. Era un sueño, uno de los objetivos que quería conseguir en su carrera como triatleta de distancia ironman que además tiene más valor porque Eneko ostenta el record de la más rápida de la historia en Estados Unidos. Ese dato queda para la historia.

P- ¿Qué parte de culpa tiene Iñigo Mújica en los éxitos de Eneko Llanos?

R- Creo que eso lo debería valorar más el propio Eneko. Yo soy su entrenador desde hace diez años y mi obligación es ayudarle y asesorarle en todo lo que puedo pero prácticamente todo el mérito es suyo. Él es muy bueno en lo que hace y además tiene una profesionalidad ejemplar. Entrena con una gran disciplina que para sí quisieran el 99 por ciento de los deportistas de todo el mundo de cualquier deporte. Está claro que sin la calidad que tiene y el trabajo que lleva realizando desde hace 20 años, no serían posibles los éxitos que ha ido logrando.

P – ¿En qué consiste tu trabajo como entrenador de Eneko Llanos?

R- Durante estos diez años lo que he ido haciendo es diseñar sus planes de entrenamiento, asesorándole en materia de nutrición tanto en el entrenamiento y durante  la competición. Digamos que durante estos años, el día a día de Eneko es el que le he marcado de forma personal porque desde que se levanta hasta que se acuesta todas las sesiones que hay de entrenamiento se las marco yo. A esto añadimos el asesoramiento nutricional, la elección de competiciones. Es un trabajo conjunto donde yo marco los entrenamientos pero las grandes decisiones las hemos tomado entre los dos.

P- ¿Todo está programado? ¿Nada se escapa a la improvisación en la preparación?

R- Se intenta que cuantas menos cuestiones queden sin cubrir mejor. Siempre hay que tener cierta flexibilidad porque en carrera hay que tomar decisiones cuando ocurre algo inesperado y, en eso, Eneko ha demostrado que es uno de los mejores estrategas.

P – ¿El control mental en este deporte es fundamental?

R- Sí, por supuesto. La gente piensa que durante las más de ocho horas de carrera el triatleta tiene tiempo de pensar mucho, pero la realidad, sobre todo cuando hablamos de élite es que los implicados deben mantener una alta concentración. Cualquier despiste puede provocar una pérdida de segundos valiosos o quedarte descolgado del grupo de cabeza. Hay estudios que demuestran que una de las grandes diferencias entre los triatletas de élite y los de nivel medio o bajo es el porcentaje del tiempo de carrera que ellos pasan centrados en lo que está ocurriendo en ese mismo momento. Los de primer nivel tienen que estar muy concentrados en la carrera, en la propia percepción de sus sensaciones prácticamente en el 90 por ciento del tiempo de carrera lo que significa muchos minutos durante las más de ocho horas que dura una competición.

P- Eneko y Héctor Llanos o Virginia Berasategui en chicas, ¿son un pequeño oasis comparado con el alto nivel y la mayor tradición del triatlón en otros países del mundo?

R- Para un lugar como Euskadi que tampoco tiene demasiada población ni demasiados practicantes a nivel de alto rendimiento, no nos podemos quejar. Tenemos a Eneko y Héctor, Virginia, también a Ainhoa Murua, Mikel Elgezábal entre otros.

Sí que es cierto que los que hemos mencionado son triatletas que han surgido más por generación espontánea que por fruto de un sistema. Queda mucho por hacer. En Euskadi hay una gran pasión por este deporte, pero la mayor parte de los triatletas que tenemos se dedican de manera recreativa, más como aficionados o participantes de grupos de edad, pero hay muy pocos que deciden hacer del triatlón su deporte de alto rendimiento y dedicarse a fondo. Por una parte, porque exige muchísima dedicación y eso te lleva a apartar todo lo demás, lo que supone una decisión muy difícil de tomar. Aunque otra de las cuestiones importantes es que hay que tener el nivel que exige el triatlón internacional y no todo el mundo está capacitado.

P. Faltan cinco meses para el Mundial. ¿Cómo es el plan de trabajo de Eneko?

R- Lo más inmediato es  el Triatlon de Abu Dabi a principios de marzo y posteriormente acudirá al Ironman de Australia, en Melbourne, porque necesita hacer un buen resultado que le de los puntos que le garanticen su presencia en el Ironman de Hawai. Después descansará unas semanas para centrarse ya a partir del mes de abril específicamente en el Mundial. Habrá otros triatletas que tengan un plan diferente, que quizás hagan un triatlón en abril para luego intentar mantener la forma hasta el mes de julio. Las aproximaciones son diferentes en función de los objetivos parciales de cada triatleta.

P. ¿Cómo es un día de trabajo para un triatleta de alto nivel? ¿Cuánto entrena? ¿Qué dieta sigue?

R- Levantarse y desayunar en función del trabajo que se vaya a realizar en la piscina. Un desayuno basado en zumos, tostadas, todo muy sano y energético para hacer frente a un sesión potente de piscina. Después de los 4.500 o 5.000 metros de natación hay una sesión de fuerza o estabilidad corporal en el gimnasio entorno a una hora. Después vendría un almuerzo más fuerte, una pequeña siesta. Seguimos con una sesión de ciclismo de tres o cuatro horas y por la tarde puede haber una o dos horas de carrera a pie. Después cena, descanso y dormir. Esa es la dinámica que puede ser variable aunque se intenta mantener el orden en el que se van a realizar las disciplinas en competición.

P- ¿Qué opinas del circuito del Mundial?

R- Es un circuito bonito y muy rápido. Invita mucho a “cebarse”, a darlo todo en la bicicleta porque las sensaciones son de velocidad, de ir muy potente y la gente puede pagarlo en la carrera a pie.

P – ¿Crees que hemos interiorizado que Vitoria será el centro mundial del Triatlón?

R- Hombre, yo personalmente sí. Tenemos que conseguir que todos los vitorianos se sientan parte de este evento y que entiendan las molestias derivadas de cortes de carreteras para el paso de la carrera. Es un evento muy importante para Vitoria, un gran foco para que nos conozcan en todo el mundo y, sobre todo, un espectáculo que tendremos el privilegio de vivir en vivo y en directo.

Les invitaría a todos a que se den cuenta de la suerte que tenemos de poder vivir esto y les pediría que salgan a la calle a animar a todos los participantes.

P- ¿Ves a Eneko Llanos como campeón del mundo?

R- Si, yo le veo como posible campeón del mundo. Considero que tiene la capacidad para ganar,
de prepararse y conseguir la mejor forma para pelear con los mejores y disputar el título. Luego tienen que darse muchas cosas para que todo sea perfecto, que no tenga un mal día, que no ocurra nada extraño, pero por verle, claro que le veo como uno de los grandes candidatos. De hecho, ya fue campeón del mundo en 2003 y ha ganado carreras de Ironman de mucho prestigio. Esta carrera del mundial es un poco más corta pero tiene tantas posibilidades de lograr la victoria como el que más.

 

También podría gustarte Más del autor