3 para 2, el gran dilema previo a los JJOO

Luchar entre los tuyos y conservar las 3 plazas, deberes para estar en Londres.

Queda poco más de dos meses para que al menos 3 hombres inicien el rush final por estar en los JJOO, acompañando a Gómez Noya.

Las cosas están muy apretadas, no solo hay que luchar fraticidamente para estar en Londres, sino que otros países se acercan peligrosamente y nos podrían dejar sin una plaza de las tres que ahora tenemos.

El tema es el siguiente: con un 80% de posibilidades hay tres hombres implicados Raña, Josemi y Mola, después el 20% restante sería para un 4º, Ejeda y muy remotamente Alarza o incluso Fidalgo, que bien hiciera varios puestazos en las próximas pruebas de abril y mayo, o una posibilidad más clara, se proclamara campeón de Europa el 22 de abril en Israel, pero para ello tendría que ganar su plaza como 5º español en el Cto de Europa.

Dicho esto el tema es el siguiente. Llegado el momento de cerrar el ciclo olímpico, los criterios impuestos por el seleccionador nacional, o la DT, serán los que decidan las plazas que acompañarán a Noya.

Estos son dos: Para la primera plaza tras Gómez, el que mejores puestos tenga en las 5 carreras más importantes de una lista dada previamente . Este criterio obedece a que obviamente en la Olimpiada tiene que estar el que mejores puestos hizo en las carreras de mayor nivel, como por ejemplo las de Londres o la Gran Final. Actualmente para ese puesto está primero Mola, puesto que un Top5 en una Dextro y 4º en un Europeo le dan mucha credibilidad, independientemente a que en la actualidad esté 4º español clasificado en el simulacro ITU.

La segunda plaza tras Gómez sería para el que más puntos hubiera conseguido en la segunda parte del ciclo olímpico, es decir desde la Dextro de Madrid 2011 hasta la World Serie de Madrid 2012. En la actualidad es Raña quien la tiene.

Con esto será una lucha muy buena entre los tres, y muy probablemente no sepamos el desenlace hasta el final en Madrid. Además países como USA, Canadá y Suiza vienen apretando fuerte y nos podrían arañar una plaza.

También podría gustarte Más del autor