Que fue de: Pepe Barbany

Pepe Barbany abrió la caja de las medallas internacionales para España.

Sin embargo una lesión le apartó de los JJOO, ahora al margen de este mundillo, nos cuenta que es de su vida y que recuerda de aquella época.

¿ Cuándo porque empezaste con el tri ?

Fue en el año 92 y empecé con el tri porque se me daba bien y en aquella época deseaba escapar de algo.

¿ Tus 3 mejores resultados ?

Los 3 resultados que más recuerdo fueron : Cto de Europa de Finlandia de 1997: medalla de bronce. Campeonato de España de Áviles en el 95: medalla de oro y la Copa del Mundo de Corner Brook en Cánada porque me metí entre los seis mejores con el nivelazo de triatletas que había.

Siendo campeón de España te vienes a la Blume, ¿ porqué ese cambio y que mejoras obtuviste ?

Fue una decisión sencilla porque en Madrid encontré lo que buscaba: concentración y dedicación exclusiva al triatlón, tratando de lograr las metas soñadas: ser bueno.

Fuiste subcampeón de Europa, en aquella época lo máximo conseguido en el triatlon español, que te supuso aquello en tu trayectoria profesional.

Bueno, las chicas habían logrado también grandes resultados, pero para los hombres era algo insólito y fue muy especial. Todavía a veces recuerdo el escalofrío que recorría mi cuerpo cuando entraba en meta y es algo maravilloso.

Como entranabas, que volumenes hacías en aquella época.

En Madrid estaba a las órdenes de Eduardo No, que fue clave en mi desarrollo deportivo y al cual debo mucho. Entrené bien y con cabeza y sobre todo, viví una época de mi vida que nunca olvidaré por todas las cosas buenas que aprendí y conocí y por la gente que se acercó hasta mi vida. Eso no se paga con todo el oro del mundo. Metíamos muchas horas pero por mi parte bien amortizadas.

¿ Podías vivir del triatlon ?.

Por aquella época uno podía hacer triatlon y ganar dinero, pero sin grandes lujos. Lo importante era lograr grandes resultados en pruebas internacionales y además nuestra preparación iba encaminada a los JJOO dejando de lado pruebas con grandes sumas de dinero en premios.

Que ocurrió para que no estuvieses en la 1ª Olimpiada.

En el 99 me rompí el tendón del supraespinoso y fue muy duro ver como los JJOO se alejaban porque era imposible estar a tope tras una lesión tan seria. De todas formas lo intenté pero no pudo ser. Los rivales y amigos fueron mejores que yo y en el momento de Sydney eran mejores que yo así que nada que comentar.

Entrenar contigo era alegría constante, siempre positivo, ¿nos puedes contar alguna anécdota?

La alegría era estar con la gente con la que estaba. Para mí era un lujo y era tremendamente feliz en Madrid entrenando y compitiendo, Mi recuerdo es genial y tenemos grandes anécdotas e historias que recordar. Fue un época preciosa en las que hay muchas historias que explicar con grandes amigos: Jorge Ayet, Piopo, Carles Gil, Xavi Llobet, los hermanos Llanos, Maribel y Juanan, Marcos Barrantes, Los Arenales, Córdoba, mi querido compañero y excelente amigo: Clemente, Jordi, Xevi, Raña, Fernando y Javi, Local Fury,… Seguramente hay una historia genial con cada una de ellos y ellas que nunca olvidaré pero si te cuento alguna igual nunca más me atrevo a miraros a los ojos, ja,ja,ja…

Mi disfraz en las novatadas fue de polla. Imagina que con 26 tacos, te tienes que disfrazar de pene y andar así una semana entera. Fue gracias a mis amigas del hockey y a mi querida Silvia que siempre recordaré por ser una mujer maravillosa.

¿Eso te dio más oportunidades para ligar en la Residencia, jajajaja ?

Lo cierto es que lo de ligón es más una fábula… je,je,je,…

Después del 2000, ¿cómo fue tu siguiente ciclo olímpico?

Lo cierto es que no hubo nuevo ciclo olímpico: porque no me dejaron y una serie de decisiones poco serias me afectaron mucho, y me di cuenta de que era el momento de retirarse y lo duro fue hacerlo como lo hice. Con el tiempo he aprendido a que seguramente yo también me equivoqué y perdí mucha energía en donde no tenía que perderla. Mi cabeza no estaba ya al 100% y así no se va a ningún sitio.

Cuando y porque lo dejas

Hubo que dejarlo en el 2003 tras el apoyo recibido por el grupo EXCELENT de Barcelona. Tras eso, a la “vida civil” y normal. A ganarse la vida y a pelear de otra formas en el día a día.

Nunca volviste, ¿no te dan ganas de hacerlo?

En la actualidad me sigue gustando el deporte y lo practico: alpinismo, escalada, pádel, fútbol, esquí, patinar, correr, bici,… Mi vida sigue siendo el deporte y me ayuda a estar bien física y mentalmente. Pero lo vivo de otra forma y no me quedan muchas ganas de competir o de pelear por unas marcas. Prefiero disfrutar del deporte salud o deporte de aventura pero sin dorsales.
Y digo sigo con el deporte porque en la actualidad, y desde hace años, el Estadio Miralbueno El Olivar, confío en mí como Coordinador- Director de Deportes y ahí sigo. Además este año estoy trabajando también con el equipo ACB de baloncesto de Zaragoza, Cai Zaragoza, como Director de eventos así que como veis mi vida sigue girando en torno al deporte y espero que siga así por mucho tiempo. Ahora me gusta el deporte desde el punto de vista de la gestión, eso sí, esperando que llegue el fin de semana para escaparme al Pirineo y disfrutar de las muchas posibilidades alpinas que allí tenemos.

Viendo los tiempos que se hacen ahora, ves que están reventado el crono respecto de los de aquella época, ¿qué crees que hacíamos mal antes, o simplemente crees que ahora entra gente genéticamente mejor ?

Yo creo que nosotros lo hacíamos bien y pero gracias a todos y a todo, las cosas mejoran y está bien porque ayuda a que todos pongamos los pies en el suelo y pensemos que no éramos dioses. Me encanta ver la capacidad de los triatletas de hoy en día sobre todo en distancias olímpicas porque quiere decir que el ser humano evoluciona. Es maravilloso¡¡¡

Desde fuera ¿cómo ves ahora el triatlon ?

El triatlón ha ganado mucho y me alegra, pero es un deporte de Olimpiadas. Es decir, es un deporte que tendrá su pico o cota de poder mientras tengamos grandes triatletas españoles triunfando en el mundo y además sea olímpico. Es un gran deporte con unas posibilidades enormes y hemos de mimarlo para no destrozarlo como ha pasado en otros casos. Hagamos que el tri sea un deporte de base y de desarrollo porque sus posibilidades son infinitas y sé que hay gente que curra por ello y me encanta.

Cuentanos a grandes rasgos como era un día tuyo en tu máximo explendor como triatleta, y uno de ahora

Una vida que nada tiene que ver con la otra, cuando hacía triatlon, básicamente te dedicas a entrenar y comer y dormir bien para estar a tope para entrenar buscando el mejor entrenamiento para luego aplicarlo a la competición. Siempre me gustó entrenar porque luego me iba bien en la competición. de no ser así, me cuesta hacer las cosas. Soy muy competitivo.
En la actualidad mi vida no es como la de cualquier cuarentón soltero… Me levanto y paseo a Dolce, mi perrita Golden que lleva conmigo casi 10 años. Me preparo y me voy a currar. Hago tareas de muchas clases y cosas que me gustan lo cual me permite decir que soy un afortunado. Al mediodía practico deporte y por la tarde al despacho otra vez. Por la noche, paseo de nuevo con Dolce y a dormir porque normalmente llego a casa muy cansado y uno necesita descansar. Me gusta la paz y la tranquilidad y echo de menos una pareja y unos chiquillos que me hagan perder un poco los nervios.

Tan solo añadiré que estoy muy agradecido a toda la gente que se ha cruzado en mi vida y que al deporte siempre le deberé algo: deportistas, compañeros y amigos, federación, entrenadores, la Blume,… Para todos: MUCHAS GRACIAS.

También podría gustarte Más del autor